Regresaba a su casa cuando lo atacaron.

Poco antes de las 11:00 de la noche de este miércoles se escucharon las detonaciones en la calle Cedeño, sector Fe y Esperanza, en Las Teodokildas.

Cuando los vecinos salieron de sus viviendas el cadáver de Antony José Martínez, de 21 años, yacía sobre la carretera.

La víctima presentó heridas de bala en la cabeza, pecho y piernas.

Los vecinos se fueron acercando de uno en uno hasta que rodearon el cuerpo. Lo cubrieron con un pedazo de cartón.

La noticia no tardó en regarse en la comunidad, así que los familiares de Antony  también llegaron  hasta el  sitio del suceso.

Tras confirmar el crimen, los allegados se comunicaron con los funcionarios de la Policía del Estado Bolívar.

Una comisión adscrita a la Brigada Motorizada de la comisaría Altos de Caroní, arribó hasta el lugar.

Además de escuchar la versión de los testigos, los estadales estuvieron patrullando la zona, pero no avistaron a ningún sospechoso.

Interceptado

De acuerdo con la versión de los testigos, la víctima regresaba a su casa cuando fue interceptada por dos sujetos que se desplazaban en una motocicleta.

Al parecer, apenas avistaron a Antony el parrillero sacó su arma de fuego le disparó.

Dicen que el muchacho corrió para resguardarse de los proyectiles, pero se desplomó en medio de la calle.

Luego de la arremetida, los implicados se perdieron del sitio. Según, los testigos no lograron reconocerlos.

Aunque se rumoró que la víctima fue despojada de sus pertenencias, la información no fue confirmada por quienes conducen las pesquisas.

Por su parte, los familiares del fallecido desconocen las causas de la arremetida.

Pesquisas

Durante la madrugada arribó la comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

Los expertos colectaron las evidencias de interés, entre ellas varios casquillos de bala calibre nueve milímetros.

Por la forma en que ocurrió el crimen, los sabuesos presumen que se trató de un ajuste de cuentas; sin embargo, indagan otras posibilidades.

Por ahora los detectives andan tras la pista de los presuntos responsables, creen que pueden ser de la comunidad.

Pocos datos

Las autoridades manejan pocos datos del asesinato. Los funcionarios de la División de Investigaciones Contra Homicidios indagan el pasado de la víctima para saber si estaba en alguna situación de riesgo.

PRIMICIA

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here