Estaba maniatado con alambres de púas. Sus pies los amarraron con cable

Quienes descubrieron el cadáver en el río Yocoima de inmediato avisaron al Servicio de Emergencias 1-7-1.

El cuerpo fue arrastrado por la corriente hasta que lo atajaron ramas y palos.

Aunque los pescadores contaron del hallazgo a los vecinos, nadie en la calle Tierra de Canaán les creía.

Por eso los curiosos se acercaron a las orillas del río que pasa por Cacahual Las Piñas en Las Morucas. Así lo confirmaron.

De lejos lo vieron, pero nadie lo reconoció. “Ese hombre no es de por aquí”, repetían.

La víctima vestía una camisa azul con rayas blancas y jeans. Era robusto. Calcularon alrededor de 35 o 40 años. Su cuerpo quedó boca abajo.

Por la descomposición, suponen que tendría aproximadamente tres días en el agua.

Evidenciaba múltiples balazos y los animales ya le habían comido parte del cuerpo.

Quien llamó solo avisó el hallazgo de un hombre ahogado.

Eran cerca de las 10:00 de la mañana del miércoles cuando el sector se alborotó por el suceso.

Versiones

Los habitantes de la comunidad indicaron dos versiones sobre el suceso.

Una de ellas refiere que durante la noche de este domingo, llegó un carro del cual se bajaron varios hombres y lanzaron a la víctima por el puente Las Morucas.

Otros dijeron que esa misma noche dos Toyota Machito, de color blanco, arribaron al sector y de allí sus ocupantes bajaron a una persona de uno de los vehículos; posteriormente le efectuaron varios disparos.

Aseguraron escuchar una ráfaga en el puente; pero por lo oscuro de la zona nadie salió a ver qué ocurría.

Señalaron que eran aproximadamente las 8:00 de la noche.

En la estructura del puente quedaron rastros de sangre; por tal motivo, se cree que al hombre lo mataron allí y lo lanzaron al río.

El levantamiento

Los primeros en llegar fueron los detectives de la División de Investigaciones Contra Homicidios.

Debido a que el cadáver se encontraba del otro extremo, los sabuesos no pudieron sacarlo.

Esperaron por la colaboración de Protección Civil.

Eran las 3:30 de la tarde cuando la Unidad del Cuerpo de Bomberos de Caroní acudió al sitio.

Dos de los funcionarios se lanzaron al río amarrados de una cuerda para así acercar el cadáver hasta el otro lado de la orilla.

Allí lo ataron de la soga y ayudándose con la corriente lograron sacarlo.

La víctima estaba maniatada con alambre de púas y los pies con cables.

El occiso habría recibido varios disparos entre la cara y el pecho.

Los expertos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), estuvieron pesquisando en el puente y sus adyacencias, para encontrar alguna pista que los encamine en el caso.

Aseveraron que buscarán entre las personas desaparecidas, para saber si se trata de alguna de ellas.

Se espera que en las próximas horas identifiquen a ultimado y ofrezcan mayores detalles del hecho.

sucesos

En el puente quedaron rastros de sangre

PRIMICIA