En un tramo de la avenida España, parroquia Agua Salada, Ciudad Bolívar, está el mercado El Corito, donde -señalan vecinos- hay insalubridad.

Allí al menos 100 trabajadores de la economía informal “hacen su agosto”.

Para algunos bolivarenses los puestos improvisados en medio de la isla y otros en las aceras, representan una ventaja en la adquisición de productos, para otros son obstáculos.

Jean Carlos Lira vive cerca y denunció que, como él,  otros vecinos quisieran que el tramo sea saneado y los vendedores reubicados.

A su juicio, “lo que se vive en el lugar es la anarquía, cuando uno pasa con el carro tiene que meterse a juro en una cola mientras algunos compran desde sus vehículos”.

“Entiendo que la situación está dura, que todos necesitamos rebuscarnos; pero no es posible que comerciantes que ni pagan impuestos sigan con un desastre en el lugar”, agregó Lira.

Carmen Gómez expresó que no entiende cómo algunos barberos están pegados a las ventas de comida.

“Fueron reubicados una temporada, se dividieron por secciones y tomaron algunas transversales; pero duró poco, después volvieron a las islas donde se venden quesos, pescados, comida, etc.”, indicó.

Los vecinos exigen que las autoridades supervisen “la anarquía” en el sitio.

PRIMICIA