Exigen a las autoridades unir esfuerzos para el beneficios de los habitantes de la zona.

Tumeremo.- La comunidad San Martín de Turumbán está en el olvido gubernamental desde hace cuatro años. Más de 350 familias manifiestan su preocupación ante las penurias  que viven a diario por falta de servicios básico en esta zona del municipio Sifontes.

San-Martín

La primera inquietud de los afectados son las vías de acceso. “Se acerca el periodo lluvioso y tenemos miedo de transitar por la carretera de tierra que nos lleva hasta la salida principal,  porque el fango se vuelve jabonoso y los carros se deslizan con facilidad poniendo en riesgo la vida de todos”, detalló Ramón Carvajal.

Otra dificultad que manifiestan los afectados es la falta de transporte público. Carvajal aseguró que para la zona minera, la entrada a los vehículos es limitada. “Pagar un carro expreso cuesta cualquier cantidad de dinero por lo malo de la vía. Es necesario que el Gobierno local envíe su maquinaria porque el tramo está difícil hasta para los camiones”,

Temor a enfermarse 

“Ya no sabemos qué hacer con esto, el agua se acumula por semanas allí, de inmediato aparecen, mosquitos, zancudos, ranas y todo tipo de animales afectando a quienes más cerca vivimos, el miedo que nos da, es que sigan los casos de dengue y paludismo en la población. Lo peor es que no somos sólo nosotros sino que también los transeúntes se perjudican”, declaro Víctor Centeno.

Para Omaira Gómez, la situación de inseguridad que reina en la zona es preocupante. Dice que a toda hora del día, sujetos desconocidos ingresan  para cometer actos vandálicos. “Un patrullaje permanente sería bueno porque aquí frecuenta gente extraña”.

Gómez insistió que el olvido a la población de San Martín es desde hace muchos años. “Pareciera que somos invisibles porque gobierno que pasa jamás se preocupa por brindar alternativa que mejoren la calidad de vida de todos los habientes del Sur”.

Sin agua potable 

Los habitantes de San Martín  pasan hasta meses sin contar con el líquido. Insisten que la Gobernación de Bolívar y la Alcaldía de Sifontes deben entrelazar esfuerzos para el beneficio de las familias. “Nuestra preocupación es la falta de respuestas ante la grave situación que pone en riesgo las salud de todos. Es importante que los encargados de dirigir las riendas del municipio tomen en cuenta las necesidades”, expuso Jonni Tremaria.

El afectado agregó que a la zona montañosa no llegan los productos que ofrece el Clap y mantienen que muchos de residentes se ven obligados a comprar artículos de la canasta básica a precios altos. “La comida que se consigue está bastante cara y muchos no contamos con dinero suficientes para comprar pollo o carne para un almuerzo, también los pañales y leche para los niños es otra de las aventuras que tenemos que vivir los padres para conseguirlas”, resaltó Tremaria.

Leave a Reply

Your email address will not be published.