Tan rápido como caro, pero tu ordenador a la última (y seguro que también muy caro) agradecerá tener un disco duro con conectividad Thunderbolt 3

Thunderbolt 3 es la conexión del futuro: más rápida que el USB 3.0 tradicional para transmitir datos, incluso si bebe de su estándar USB-C para conectarse a los dispositivos; y capaz también de transmitir vídeo, conexión de red, sonido y lo que le echen. Y aunque ya haya dispositivos que la utilicen, insisto en que es la tecnología del futuro, porque de momento se usa poquísimo.

Eso no impide que compañías como Samsung lancen productos como el X5, un disco duro externo que se caracteriza por ser de estado sólido (o SSD, para entendernos mejor) y por usar el estándar Thunderbolt 3.

Es rapidísimo, el más rápido que haya usado jamás; pero también tiene un coste elevado. El modelo de 1TB que Samsung ha prestado para hacer esta noticia vale ni más ni menos que 720 euros. Más que algunos móviles de la misma casa.

A diferencia de los teléfonos, el X5 no está pensado para todo el mundo. De hecho, me atrevería a decir que está pensado sólo para un tipo de persona: la que trabaja con vídeo y fotografía constantemente y necesita llevar encima un disco duro lo más rápido posible para sacar de su cámara las imágenes de turno. Si eres un creador de contenidos para YouTube, este es el mejor accesorio para lo que haces.

Para el resto de mortales, las velocidades de hasta 2,8GB/s en lectura y de 2,3GB/s en escritura seguramente no signifiquen tanto. Podemos esperar un par de minutos más con un disco duro más lento. Ahora bien, visto en persona, el efecto impresiona lo suyo. Tuve que ir a casa de un amigo que tiene uno de los MacBook Pro de 13 pulgadas de este año para probarlo en toda su gloria, pero la copia de contenido casi es instantánea salvo que seas un animal.

Probamos a copiar películas, música, imágenes y hasta bloques de archivos de varios gigas sólo por el simple hecho de que podíamos hacerlo y nunca perdió fuelle y transmitió todo a velocidad absurda.

Por supuesto, hace falta tener un equipo a la altura de un disco duro externo que cuesta más de 700 euros. Hay pocos equipos que, como el MacBook Pro, hagan un uso integral del estándar Thunderbolt 3, pues equipos como los que lanza Dell o Huawei, no dan todo el ancho de banda a sus puertos y, aunque van rápido que se las pelan, no llegan nunca a los 40Gbps del estándar y se quedan en los 20Gbps.

Si te estoy poniendo los dientes largos con el X5, calma: pocos ordenadores van a sacarle todo su valor y la tecnología debe irse abaratando a medida que se populariza. Samsung tiene ahora mismo la punta de lanza en lo que a discos duros externos 3 se refiere y ya lleva un tiempo haciéndolo: el antecesor al X5, el T5, también era una mala bestia en cuanto a rendimiento.

Así que mientras el resto de compañías intentan ponerse a la altura, mejor esperar a que se rebajen los precios de estos accesorios. Quienes tengan memoria, recordarán que hace no mucho las tarjetas microSD, los discos M.2 y otros tantos nombres raros que eran ‘lo más de lo más’ en cuanto a rendimiento y prestaciones han ido bajando de precio según se hacían un hueco. Con Thunderbolt 3 y los discos duros externos será similar.

EL MUNDO DE ESPAÑA