La procesión partirá desde la iglesia Nuestra Señora de Coromoto.

Sacerdotes de la Zona San Juan Pablo II invitaron a la comunidad guayanesa a la Caravana de la Consagración del Santísimo Sacramento del Altar.

 

La consagración ocurrió el 2 de julio de 1899, a finales del siglo XIX.

A propósito de los 119 años, la Diócesis de Ciudad Guayana realizará una actividad eclesiástica. El acto será el día sábado 7 de julio a partir de las 8:00 de la mañana.

Se desarrollará una procesión que saldrá desde la parroquia Nuestra Señora de Coromoto, ubicada en Los Olivos.

El padre Miles Useche invitó a todos los ciudadanos a participar en el aniversario del país a la consagración del Santísimo Sacramento del Altar.

“Vamos a acompañar a Jesús en la Eucaristía”, dijo el sacerdote.

Organización

Para el desarrollo de la caravana, se organizaron ocho estaciones, comentó el seminarista Ricardo González, acerca de la ruta de la procesión.

Se pronunciarán diferentes intenciones por parte de los fieles de cada parroquia de Ciudad Guayana.

En el punto de partida, la iglesia Nuestra Señora de Coromoto, se hará la bienvenida y una breve síntesis de la historia de la consagración.

También, una exposición del Santísimo y un “momento de oración”.

Luego, se partirá hacia la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, donde se pedirá por los emigrantes.

En cada estación de la procesión se realizarán peticiones especificas.

Se pedirá por los enfermos de Venezuela y el mundo, desempleados y por la educación.

Además, por la paz y por la situación actual de Venezuela.

La actividad terminará en el templo de Nuestra Señora del Valle.

Allí habrá otro tiempo de adoración al Santísimo, se realizará la lectura de la palabra, el Acto de Consagración y la reserva de “Cuerpo de Cristo”.

Signos

Por último, José de Jesús Salcedo, párroco de la iglesia Nuestra Señora de Guadalupe, indicó que durante la procesión se expondrán varios “signos”, propios de la ocasión.

“Es importante resaltar algunos signos que honran a Jesucristo en Santísimo Sacramento del altar, como lo es el canto del Himno Nacional durante una misa solemne”.

Los sacerdotes pidieron a todos los creyentes organizar grupos por cada comunidad eclesiástica para asistir al importante evento.

Igualmente, hicieron la petición por el “bien del país”.

“Oramos para que seamos una patria eucarística y de paz”, mencionó el cura Salcedo.

En todo el país, se realizarán actividades de este índole, para celebrar la fecha histórica.

PRIMICIA