Existen riesgos de comportamientos adictivos o de episodios de abuso en los menores, según estudio.

¿Sabe usted qué paginas visita su hijo cuando navega la red? ¿O si está hablando con desconocidos? ¿Está seguro de que su hijo no iría a encontrarse en el mundo real con personas que conoció en Internet?

Entender los riesgos y las oportunidades que plantea internet para quienes la usan, en especial los más jóvenes, es el propósito con el que TigoUne relanzó su estrategia de responsabilidad social, para lo cual, en asocio con la Universidad Eafit, realizó un estudio acerca del uso que dan a la red los niños entre los 9 y los 16 años.

Marcelo Cataldo, presidente de la empresa, indicó: “Somos una compañía que está para hacer dinero, y vendemos acceso a la tecnología, acceso a internet. Bien sabemos que eso genera muchas oportunidades y muchos riesgos, por eso nos pusimos en la tarea de entender cuáles son esos riegos y esas oportunidades”.

El estudio, que indagó a niños de las ocho ciudades principales del país, se concentró en cuatro áreas: cómo usan la red, cuáles conductas plantean riesgo, cuáles plantean oportunidades y cuál es la conducta de los padres frente al tema.

Un hallazgo llamativo es el de la figura del profesor, que para el 56 por ciento de los encuestados es la figura que acompaña el uso de internet, por encima de padres y pares.

“El estudio muestra que el profesor es el mediador más exitoso. Nuestras estrategias suelen estar muy enfocadas en el niño o en el joven, pero se nos olvida que los niños y los jóvenes viven en un contexto: hay un papá, hay un profesor, hay un abuelo que los cuida en la tarde…. Entonces ese contexto permite que el entorno familiar tenga las capacidades para brindar educación en el uso de la red”, comentó Cataldo.

Facebook domina

Un 12 por ciento de los encuestados señaló haber padecido episodios de ciberbullying. Quizás más impactante es descubrir que un 8 por ciento admitió haber participado en calidad de victimario.

Facebook (37%) domina el paisaje de las redes que usan los jóvenes, seguida por WhatsApp (26%) y lejos, muy lejos de Instagram (7%) y YouTube (7%). Twitter ni siquiera entró entre las cinco más usadas.

Si bien el estudio identificó riesgos muy definidos, como el uso excesivo de internet, la visualización de contenido sexual y el contacto con personas desconocidas, hay una luz de esperanza: 79% de los encuestados afirma saber bloquear a personas y 51% dice conocer cómo hacer ajustes de privacidad en sus redes.

Conductas de riesgo

Eso no evita que muchos caigan en conductas de riesgo ya no en el mundo virtual, sino en el real. Un 55 por ciento de los niños de 15 y 16 años y un 43 por ciento de los niños entre 13 y 14 años afirmaron haber conocido a extraños por internet. Lo más alarmante es que el 24 por ciento del primer grupo y el 27 por ciento del segundo reconocieron haberse encontrado personalmente con ellos tras sus charlas en la red.

El 24 por ciento del primer grupo y el 27 por ciento del segundo reconocieron haberse encontrado personalmente con ellos tras sus charlas en la red

Llama la atención que el estudio determinó que los niños enfrentan el riesgo real de caer en conductas adictivas, como no comer o no dormir, por el uso excesivo de internet. Pero Cataldo es enfático que esto no debe usarse para satanizar a la red.
“La adicción no es el tiempo. Depende de cómo se usa el recurso. Un experto explicaba que la adicción es a la heroína, no a la inyección”.

Un 64 por ciento de los padres les permite a sus hijos usar al menos una red social. Tan solo el 20 por ciento lo hace bajo supervisión.

TECNÓSFERA@TecnosferaET

EL TIEMPO DE COLOMBIA