Desde dirigentes de oposición, partidos políticos, hasta los estudiantes, diversos sectores no aceptan la versión oficial según la cual el concejal se habría lanzado del piso 10 de la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional donde estaba recluido desde el viernes

La muerte en extrañas circunstancias del concejal del municipio Libertador de Caracas Fernando Albán ha generado la reacción de la sociedad venezolana. Desde dirigentes de oposición, partidos políticos, hasta los estudiantes, diversos sectores se han manifestado ante el deceso del concejal, que según la versión del régimen se quitó la vida. Sin embargo, aún no hay una investigación que soporte esa hipótesis.

Aquí las reacciones desde distintos ámbitos:

El líder opositor y miembro del partido Primero Justicia (PJ), Henrique Capriles Radonski, afirmó que lo sucedido con Albán es responsabilidad del régimen de Nicolás Maduro. “Quienes conocimos a Fernando sabemos que nunca podría haber actuado contra su vida”, dijo Capriles en su cuenta en Twitter, reseñó el portal Efecto Cocuyo.

El expresidente de la Asamblea Nacional (AN) y dirigente de Acción Democrática (AD) Henry Ramos Allup desestimó la versión ofrecida por el fiscal general venezolano Tarek William Saab y señaló al régimen como el responsable de su muerte. “El gobierno es el el único responsable de la muerte de Fernando Albán. Estaba vivo, incomunicado y detenido en el SEBIN Plaza Venezuela. Inverosímil la versión oficial del suicidio”.

El concejal por Caracas Jesús Armas dijo, en tanto, que la muerte de Albán “es obra del régimen de Nicolás Maduro”. “Esto es otro nivel, hoy cruzaron la raya”.

Henri Falcón, de Avanzada Progresista, repudió la muerte de Albán, a quien calificó como “otra víctima de la persecución política que profundiza cada día la crisis nacional”. Pidió que la muerte del concejal sea esclarecida y expresó su solidaridad con su familia, amigos y el su partido.

Entre tanto, la organización Vente Venezuela dijo que el suceso es de “absoluta responsabilidad de Maduro y los suyos”.

El director de Provea Marino Alvarado, por su parte, pidió una investigación. Recordó que en la Cuarta República, como lo llama el Gobierno hubo asesinatos de detenidos en manos de custodios y se refirió a los casos de Fabricio Ojeda y el padre de Jorge Rodríguez.

Representantes del movimiento estudiantil se presentó en la sede del Sebin. “Esto no es suicidio. Esto es homicidio”, decía frente al edificio. Exigieron una fe de vida de todos los presos políticos.

Por su parte, el senador estadounidense Bob Corker, quien arribó el domingo a Venezuela para mediar en la crisis política en el país colgó un mensaje en su cuenta en Twitter en el que destaca la gravedad de lo ocurrido.

“Hoy en Venezuela, Fernando Albán, un joven líder de la oposición, murió mientras estaba bajo custodia del gobierno. Esto es inquietante y el gobierno tiene la responsabilidad de garantizar que todos entienden cómo podría haber sucedido”.

Por su parte, la Arquidiócesis de Caracas emitió un comunicado con motivo del fallecimiento del concejal, firmado por el Emmo. Cardenal Baltazar Enrique Porras Cardozo y obispos auxiliares y reverendos vicarios episcopales.

Ante la muerte del Concejal Fernando Albán, el día de hoy 8 de octubre de 2018, cuando se encontraba detenido en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) en Plaza Venezuela, manifestamos el profundo pesar de la Iglesia Católica de Caracas y nos solidarizamos con el dolor de la familia Albán en estos momentos de incertidumbre y consternación.

Hacemos del conocimiento de toda la comunidad nacional e internacional que el Concejal del Municipio Libertador de Caracas, Fernando Albán, era hombre de sólidos valores cristianos y compromiso con los pobres. Por todos es sabido que, desde el viernes 5 de octubre, había sido detenido por el Órgano de Inteligencia Venezolana (SEBIN). La información dada hoy por el Fiscal General de la República nos deja perplejos y preocupados ante la tesis de un supuesto suicidio, no corroborado por una investigación profunda y objetiva.

Exigimos al Estado Venezolano que realice una investigación objetiva e imparcial sobre los hechos ocurridos en la sede del SEBIN en Plaza Venezuela, este lunes 8 de octubre. En tal sentido, solicitamos que se establezca la verdad sobre lo ocurrido y se determinen las responsabilidades del caso, tomando en cuenta que el Concejal Albán estaba bajo la custodia del Estado Venezolano, quien es responsable de garantizar la vida e integridad personal de los detenidos. Repudiamos cualquier hecho contrario a la dignidad humana y al respeto de los Derechos Humanos de las personas que se encuentran privadas de libertad por hechos de naturaleza política y, en especial, lo sucedido con quien era Concejal de la “Comisión de Culto, Fomento e Impulso del Buen Vivir” por las Parroquias Santa Rosalía, San Pedro, El Recreo y San Agustín. Hombre comprometido con la acción social de la Iglesia Católica en Caracas con Caritas, “La Olla Solidaria”, en los barrios más humildes y “El kilo de amor” para la gente pobre. Hasta ayer se conoció que estaba sereno y tranquilo -inclusive- envió directrices a su equipo para que mantuviese el trabajado en favor de los pobres.

Elevamos plegarias a nuestro Señor Jesucristo por su eterno descanso, y para que le otorgue a su familia el consuelo de la esperanza en la Resurrección. Así también, oramos para que en nuestra Patria se respeten los derechos humanos de todos los venezolanos, no se vulnere la dignidad del ser humano y el legítimo derecho a la vida de todos los ciudadanos, sin distingo alguno, y se instaure la justicia fundamentada en la verdad, único camino hacia la paz perdurable en nuestro país.

Que María Santísima, nuestra Señora de Coromoto, nos guíe para construir el progreso de nuestra Patria por caminos de justicia, fraternidad y paz.

FUENTE: REDACCIÓN

diario las americas