El secretario general de AD aseguró que el concejal de Primero Justicia fue masacrado. Denunció el incremento de la tortura 


El secretario general de AD, diputado Henry Ramos Allup, repudió la muerte del concejal Fernando Albán. Rebatió la hipótesis gubernamental sobre el deceso del dirigente de Primera Justicia.

“Fernando no se suicidó. A Fernando lo mataron no sé si por ahogo o a batazos en la sede del Sebin, y lo arrojaron desde un piso 10 para simular que se había suicidado. Después de aquel suceso siniestro y doloroso, al gobierno le queda encima además del asesinato, la tragedia  de que nadie cree en sus cuentos. Ni en la versión que da el fiscal, ni en la versión que da  del ministro del interior, ni en la versión que puedan dar algunos de los voceros del gobierno porque además es inverosímil y es falsa. Fernando fue asesinado, masacrado, y luego arrojado para simular un suicidio”, subrayó.

El dirigente adeco indicó que el incremento de la tortura a la disidencia fortalece el empeño opositor de reforzar la unidad y luchar contra el gobierno.

“La muerte de Fernando no nos va a amilanar. Si el gobierno cree que torturando, persiguiendo, va a desmontar el ímpetu que tenemos de salir de esta tragedia, de esta maldición que agobia a Venezuela desde hace 19 años, está completamente equivocado. Cuanto más arremeta, cuanto más torture, cuanto más persiga, cuanto más se empeñe en cerrar todos los caminos democráticos, cuanto más se empeñe en dividir a la oposición, más firme nos conseguirá en este empeño de reforzar la unidad para salir democráticamente de este gobierno”, dijo Ramos Allup durante un recorrido por la parroquia Soublette en el estado Vargas.

*Lea también: Capriles: “Estamos muy cerca de que la oposición pueda tener una estrategia en común”

El diputado reiteró su llamado a buscar una salida electoral a la crisis del país. Señaló que el gobierno busca sacar a la oposición de ese camino.

“No le vamos a hacer el juego a nadie que quiera una matanza o una guerra civil”. No queremos guerra, no queremos matanza, no queremos que se sigan pervirtiendo las reglas democráticas porque lo que quiere el gobierno: que nos desentendamos de la vía electoral y que caigamos en la tentación o en el señuelo de desatar una guerra civil y enfrentarnos por la fuerza cuando no es ni nuestra vocación ni nuestro talante”, sostuvo.

TAL CUAL