El extraño hecho ocurrió en Holanda, luego de introducirse 15 huevos en el recto, el hombre tuvo que ir al centro médico de emergencia porque comenzó a sentirse mal.

Después de practicarle una tomografía, los médicos pudieron observar que el paciente tenía una perforación en colon y cantidades de aire y fluidos en su cavidad abdominal. 

Inmediatamente, el sujeto tuvo que someterse a una intervención quirúrgica, la cual se cumplió sin contratiempos. El paciente está estable y tiene que guardar reposo.

El hombre afectado le dijo al médico que, junto a su pareja, tomaron una bandeja de huevos y los pusieron a cocinar. Después, empezaron a pelarlos uno por uno para luego insertarlos por la cavidad anal. 

El sujeto  estaba consciente de los actos que realizaba, el hombre se encontraba bajo los efectos de una droga llamada GHB (ácido gammahidroxibutírico), un compuesto líquido que aumenta la euforia y hace perder la conciencia.

El hombre admitió haber consumido esa droga antes de meterse los huevos por donde no debía.

Luego de haber pasado unos días en observación y bajo cuidados intensivos, los médicos afirmaron que el hombre pudo salir del hospital en buenas condiciones clínicas. Ninguno de los medios especificó cuándo sucedieron los hechos.

LA PATILLA