La crisis por agua, sigue afectando a los habitantes del sector “Alto de las Flores”, adyacente a la redoma de Santa Rosa, quienes cansados de las mentiras por parte de la presidente de Hidrolara, Sabrina Salvatrice, decidieron trancar, pasada la 1 p.m, los cuatro canales del distribuidor Santa Rosa, el cual conectan a Barquisimeto con los llanos y andes venezolanos.

Deidre Durán, residente del sector declaró que ya tienen ocho meses sin el servicio de agua, debido a que la bomba de la estación El Carbalí, tiene una bomba dañada, y desde el año pasado prometieron en repararla, y hasta la fecha no lo han hecho.

También exigió que el servicio del agua, sea restablecido lo más pronto posible. “La única solución, es que nos vuelva llegar agua por tubería, porque ya estamos cansados de cargar tobos con aguas, y muchos, ya estamos sufriendo de lumbagos y dolores en los brazos y cintura”.

Comentó que a veces les toca caminar hasta tres kilómetros en busca de agua, la cual van a recoger en un manantial a la orilla de la carretera, aunque ahora no se lo permiten, sino tienen una autorización del Ministerio del Ambiente.

Hay días en los que he tenido bañar a mi hijo a la orilla de la carretera, porque no nos llega el agua hasta arriba”.

Nelly García, otra de las manifestantes, solo les pidió a las autoridades que envíen el camión cisternas, por lo menos hasta la entrada del sector Alto de las Flores.

A nosotros que nos coloquen el agua en la rampla, y después vemos como la subimos hasta arriba, porque reconocemos que la subida es muy empinada para el camión”.

Ricardo Mendoza, apuntó “a nosotros, no, nos gusta trancar la vía, pero es la única manera de ser escuchados por el Gobierno“.

Además, denunció que la falta de agua está provocando infecciones a los niños en la piel, debido a que muchos no tienen como bañarse.

Foto: cortesía

Indignados

En medio de la tranca, algunos choferes de cargas pesada y pasajeros mostraron su descontento, debido a que ellos tenían que estar en su destino lo más temprano posible.

Elio Suárez, quien es conductor contó que viene desde San Cristóbal, y va hacia Yaracuy a entregar un pedido, y no lo podrá hacer, así que tendrá que pernoctar en San Felipe.

Heidi Cuicas, también rechazó la protesta. “No es mi culpa, que ello estén sin agua, pero es mejor que protesten en la Gobernación, y no obstaculicen la vía, porque yo vengo de Barinas, y lo que más quiero, es llegar a mi casa”.

CARAOTA DIGITAL