Para el directivo nacional de Alternativa1 y Juntos Orangel Palma, los recientes sucesos del 4 de agosto han puesto de relieve y al desnudo  la grave crisis política del gobierno, entrando así en una fase más aguda y abierta. “este proceso de disgregación interna viene destruyendo al país en lo más fundamental”.

La exigencia nacional de cambios profundos en la dirección política tiene sus razones principales en la grave situación económica, hiperinflación y escasez, que ha llegado después de 20 años de gobierno rojo. “es el momento de que el presidente Maduro rectifique y entienda que lo que nos conviene como venezolanos es una reconciliación nacional, no es la persecución y retaliación política”.

Fuera de la reconciliación nacional no hay más camino que el de la violencia; violencia para defender lo actual que se derrumba; violencia para responder a la brutalidad de los que, sabiéndose fracasados, recurren a ella para mantener su dominación. “el pueblo venezolano no quiere marchar por ese camino, al que tantas veces ha sido lanzado”. Precisó.

La continuidad errática del gobierno es nefasta para el país. No existen leyes que garanticen los verdaderos derechos de los ciudadanos, no hay instituciones políticas estables respaldadas por el consenso popular, se persigue a los venezolanos por motivos ideológicos y políticos y la menor expresión discrepante es reprimida utilizando un sistema judicial de excepción que es, de hecho, la continuación de la jurisdicción militar de tiempo de guerra.

“Los únicos que están satisfechos, como puede comprobarse son los miembros de la oligarquía roja que nos gobierna. Entre tanto, los salarios de los trabajadores, los sueldos de los empleados públicos y los ingresos reales de los campesinos van en sentido inverso para mejorar su calidad de vida”.

Existe en todos los estratos sociales de nuestro país el deseo de terminar con la artificiosa división de los venezolanos en «oficialistas» y «opositores». Los ciudadanos desean sentirse respetados en sus derechos, garantizados en su vida y libertad, en un país que le garantice sus necesidades básicas de alimentación, seguridad, medicamentos y servicios públicos.

LEY DE AMNISTÍA Y RECONCILIACIÓN NACIONAL

Palma sugirió que se debe aprobar la “ley de amnistía y reconciliación nacional” que ya tiene un proyecto hecho por la asamblea nacional. “deben estudiarse todos los casos y tomar la vía de la pacificación que en otros gobiernos trajo buenos resultados para la paz del país”. Finalizó.

CAURATV

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here