El dirigente del movimiento Juntos, la Venezuela que viene, considera que una nueva plataforma política de la Unidad debe conformarse alrededor de cuatro valores: voto, diálogo, paz y soberanía


Enrique Ochoa Antich, dirigente del movimiento Juntos, la Venezuela que viene, integrante de la Concertación por el Cambio, hizo algunos planteamientos sobre lo que considera como escenarios posibles que deben plantearse desde una nueva plataforma política de la Unidad.

“La nueva unidad debe hacerse alrededor de cuatro valores: voto, diálogo, paz y soberanía. Debe ser una unidad por la base”, comentó Ochoa Antich a través de su cuenta en twitter.

“La unidad como instrumento es deseable pero lo esencial es que la estrategia política sea la correcta: todos unidos, tomados de la mano, por la ruta equivocada, nunca llegaremos a la meta”.

Recordó que todas las victorias de la oposición se lograron por la ruta democrática, incluso el referendo constitucional en 2007, mientras Chávez se encontraba en “uno de sus momentos más poderosos, y con una posición ya fracturada entre abstencionistas: AD, María Corina, Ledezma, y participacionistas: UNT y PJ, decenas de gobernaciones y centenares de alcaldías, más la victoria de la AN en 2015”.

Según su opinión, la experiencia indica que intentar conciliar la ruta democrática con el extremismo, como procuró la MUD durante años, no sólo es imposible sino contraproducente para cada una de estas estrategias “pues una traba a la otra”, afirma el dirigente.

No niega que la unidad es deseable, y reconoce que es una legítima aspiración ciudadana, pero insiste en que lo esencial es la política.

“¿Cómo se puede unir voto y abstención, diálogo y no-diálogo, protesta pacífica y protesta violenta, soberanía y sanciones?”, cuestiona Ochoa, y plantea que la nueva unidad que debe surgir luego de la progresiva autodisolución de la MUD debe basarse en unos parámetros políticos y estratégicos suficientemente claros, entre ellos, votar siempre: “¿luchar por mejores condiciones electorales?, claro que sí, pero aún en condiciones adversas nunca desaprovechar ese factor de movilización y organización popular que es la participación electoral”, destaca Ochoa Antich.

A ello suma el diálogo, entendido como otro escenario de lucha para exigir el respeto a los derechos, negociar las condiciones de una transición pactada y tener el tiempo que requiere para producir resultados.

Señala que en paralelo se debe mantener la protesta pacífica y el resguardo de la soberanía, que se expresa a través del rechazo a las sanciones al país, que sólo le ofrecen una coartada al gobierno y porque además asegura que tiene la convicción plena de que la resolución del conflicto debe ser fraguada por los venezolanos.

Ochoa Antich insiste en que debe privar el respeto a las diversas estrategias como parte del fundamento de una coexistencia productiva entre todos los demócratas que propician un cambio en Venezuela.

tal cual