Según la dirigente de Vente Venezuela, “vamos rumbo al quiebre y no vamos a permitir o tolerar una nueva maniobra que dé tiempo a la narcodictadura”


La dirigente política María Corina Machado calificó de “sorpresiva, incompresible y hasta extraña” el giro de la política de España hacia Venezuela, tras las declaraciones del canciller español Josep Borrell.

Desde la sede de la Embajada de España en Venezuela, Machado dijo que es una “bofetada” hablar de nuevas intenciones de diálogo tras cuatro años de “burlas”, que “cuando se está a un paso de lograr el quiebre, se plantea esta estrategia de apaciguamiento”,

No se equivoquen con la lucha de los venezolanos. Hoy los venezolanos luchamos una lucha a muerte (…) ¿Diálogo con quién? ¿Con cuál de las mafias?”, dijo Machado, al tiempo que sentenció que no habla de una dictadura, sino de una “narcodictadura” que “asesina y tortura”, al referirse a las detenciones de Juan Requesens, el “suicidio” del concejal Fernando Albán y el destierro de Lorent Saleh.

Dijo que cuando el Gobierno de Maduro se ve presionado, “se inventan un nuevo salvavidas que llaman diálogo, pero no es otra cosa que una gran operación que busca el apaciguamiento, la legitimidad de Maduro y sus mafias en el poder”.

Al ser consultada por la posible creación de un grupo de contacto de la Unión Europea para facilitar la crisis venezolana, Machado manifestó que “ya basta de esas reuniones secretas con quienes dicen representar los intereses de los venezolanos y luego aceptan diálogos”.

Afirmó además que el mandatario venezolano Nicolás Maduro plantea que si se aprueba la Constitución que realiza la Asamblea Constituyente, aceptaría una renovación de poderes en dos años, y también pediría que su juramentación para un nuevo periodo (que debería realizarse en enero de 2019) deba ser ante el Parlamento venezolano, de mayoría opositora.

 

 

“Al conversar con el enviado del Gobierno español, nos dijo que muchos de los representantes (opositores) con los que habían hablado estaban de acuerdo con lo que ofrecía Maduro”, indicó Machado, quien evitó dar nombres.

Según la dirigente de Vente, “vamos rumbo al quiebre y no vamos a permitir o tolerar una nueva maniobra que dé tiempo a la narcodictadura de Nicolás Maduro, a la cual vamos a sacar por la fuerza”.

Sin marcha atrás

La dirigente también aseveró que la situación venezolana si es un conflicto internacional “porque el régimen ha establecido vínculos con el crimen organizado internacional”.

Indicó que plantea una ruta a la comunidad internacional para que colaboren aumentando la presión contra Maduro y sus funcionarios, con más sanciones, mayores investigaciones de corrupción y “asfixia total financiera a este narcoestado”.

 

 

 

Pidió a la Asamblea Nacional que cumpla con su mandato, y se solicitará, a nombre de la fracción 16 de julio, que se declare al expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero como “persona non grata”.

Además, Machado requirió a los venezolanos “confianza en el poder de la desobediencia, en el poder de desafiar a la tiranía al no aceptar el llamado de falsos diálogos o salidas electorales que hace una Constituyente que nadie reconoce”.

TAL CUAL