Incertidumbre sobre lo ocurrido en el llamado “atentado” es caldo de cultivo

para que se fragüen salidas no democráticas.

 

(Prensa AP: ) El secretario general del partido Avanzada Progresista (AP), Luis Augusto Romero, se pronunció sobre la situación económica por la que atraviesa el país señalando: “El Gobierno ha llevado a Venezuela a las puertas de una debacle económica”.

Romero aseguró, que el Gobierno parece decidido a paralizar el sistema bancario y de pagos, con la inexplicable de la medida de restringir las transacciones bancarias entre los días 17 y 20 de este mes, con lo cual puede producir mayores distorsiones en la economía del nacional, agravando la tragedia que vive el venezolano con la hiperinflación y el colapso de todos los servicios básicos.

Luis Augusto Romero, indicó que las medidas que está aplicando el Gobierno en materia económica, lejos de ofrecer soluciones al problema de la hiperinflación lo profundiza, pues no se ataca los factores distorsionadores de la economía y al estos persistir cualquier medida que se tome pasa a hacer solo “paños de agua tibia”.

“El país, está prácticamente paralizado”, indicó el secretario general de AP, al tiempo que  recordó que desde la plataforma Concertación por el Cambio, se le ha hecho llegar dos documentos al Gobierno, donde se exponen propuestas concretas en el orbe económico, social, político y democrático para enfrentar con éxito los principales problemas del país, pero el Gobierno, hasta ahora no ha dado muestras de receptividad y “persiste en estar de oídos sordos”.

Por otra parte, y refiriéndose a los últimos acontecimientos sobre el llamado “atentado” Luis Augusto Romero, ratificó el rechazo de Avanzada Progresista a la represión que se ha desatado en contra de dirigentes políticos democráticos, a la violación del debido proceso y a la práctica de tortura psicológica y física, en el caso que estás estén siendo aplicadas.

Romero, en nombre de la organización que dirige, hace un llamado al presidente Nicolás Maduro, para que se realice una investigación seria, objetiva e imparcial de los hechos ocurridos el 4 de agosto, los cuales aún no están “nada claros y al respecto se han hecho acusaciones a priori sin esperar el resultado de las investigaciones”.

Considera el secretario general de AP, que la incertidumbre que reina sobre lo ocurrido en el llamado “atentado” es caldo de cultivo para que se fragüen salidas no democráticas. Agrega el dirigente progresista que: “con todo lo que está pasando en el país, siendo que el mismo Gobierno ha informado sobre la detención en diferentes momentos, de militares activos a los cuales acusa de conspiración”.

 

Luis Augusto Romero, señala que con las medidas de persecución y violación de los DDHH que se están aplicando, el Gobierno se aleja del diálogo y la negociación política necesarias para poder sacar al país de la “gigantesca crisis que padece”. Finalmente, Romero, ratificó que para Avanzada Progresista el camino es y será constitucional, democrático, pacífico y electoral.