La nueva serie de billetes que emitirá el Banco Central de Venezuela, los bolívares soberanos necesarios contra la inflación desenfrenada de la nación que convirtió gran parte de los que se han estado utilizando en nada más que dinero ficticio, seguirá brillando por su ausencia.

Por: Arthur L. Friedberg / CoinWorld
Traducción libre del inglés por lapatilla.com

Cuando el gobierno de Maduro retrasó su entrada en vigencia del 4 de junio hasta el 4 de agosto, la Asociación Bancaria de Venezuela solicitó un mes adicional para prepararse.

Sin embargo, el Instituto de Investigaciones Monetarias informa en su Guía de MRI Banker’s Foreign Currency, que no hay indicios de que ninguna de las siete nuevas denominaciones, de 2 a 200 bolívares soberanos, haya llegado a Venezuela.

Desde el anuncio de la nueva moneda, la situación económica venezolana solo ha empeorado. La moneda actual de Venezuela, el bolívar fuerte, se cotizaba en el mercado libre a 2.5 millones por dólar estadounidense durante la primera semana de julio, según el Dicom Remesas.

A ese ritmo, un conjunto completo de notas de 2, 5, 10, 20, 50, 100 y 200 bolívares soberanos valdría 26 centavos de dólar.

El Instituto de Investigación Monetaria dice que es aproximadamente la mitad de lo que cuesta imprimirlos.

Un bolívar soberano es igual a 1,000 bolívares fuertes y 1 millón de bolívares anteriores a 2008

LA PATILLA

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here