La oferta socialista había transitado de un siglo a otro creando esperanzas desde el supuesto de un mundo mejor cautivado por la Utopía marxista cuando la Dictadura del Proletariado sería la solución a las calamidades del trabajador a pesar de lo indicado desde el propio siglo pasado de que la tal receta para la sociedad ideal había fracasado desapareciendo en la Madre Patria Socialista Rusa la cual arrastró buena parte de ese mundo “científico” a la adopción del capitalismo y a la organización política democrática liberal como forma de asumir el cambio ante el olvido del marxismo leninismo y sus métodos para la redención de las masas.

Sin embargo desde la década de los años sesenta (S XX) la admiración por la Revolución Cubana y su líder Fidel Castro despertó en ciertos sectores académicos y políticos una dependencia “ideológica” hacia el Modelo Burocrático Estalinista que no se hundió en el desastre de la URSS y persiste hasta nuestros días (para desgracia nacional). La existencia del régimen cubano se transformó en factor catalizador negativo (-) dominante que no solo evitó la revisión inteligente del Socialismo en el Siglo XXI si no que somete a Venezuela a decisiones desde La Habana dada la copia o trasplante del sistema arcaico allá establecido.

En este ajetreo político dependiente la vanguardia política pasó de manos civiles con organización y experiencias hacia el cuartel para darle carácter de obligación y obediencia a lo que un grupo militar decida a través de un Centralismo Burocrático en contraposición al centralismo democrático tan publicitado por la izquierda y así llevar la Economía a un Plan de Guerra para desestimar el Consumo Privado, el ahorro y la Planificación del Gasto sustituyéndoles por despilfarro, corrupción y desorden administrativo.

Lo peor del caso es que el comisionista gestor de estos exabruptos no es otro que el socialismo (a la cubana) que había trillado caminos para esta cosecha y de esta forma la Patria de Bolívar no gana nada que no sea el aplauso por las chifladuras económicas a sabiendas de que desde esta miseria la dependencia se hará más necesaria. Inclusive los Imperios nos han dejado “correr” aprovechándose a lo grande de esta Primera Etapa del Gasto exagerado comercial para privilegiar importaciones ($) a la vez que debilitarnos como Nación.

El problema llegada la formula salvadora se hizo más grave cuando desestimaron los aspectos que habían venido siendo críticos para el ciudadano común como la corrupción administrativa y la represión contra los más humildes. El uso delictivo de los Fondos Públicos se convirtió en forma de ganar voluntades y sobre todo el militarismo anti comunista y ciertos sectores económicos fueron convertidos bajo la fuerza del cañoneo de dólares así como darle a la clase media “dólares viajeros” para el tente allá táctico. La moral administrativa y el respeto a los Fondos Públicos brillo por su ausencia para malestar del hombre trabajador. Esta trituradora monetaria sirvió a su vez para la siembra en lo más pobres de que algo le tocaría en el futuro si apoyaba el Modelo. A los pobres Misión Barrio Adentro pero la vanguardia se hizo de la Misión Barrio Afuera para privilegio de la vida de los asaltantes al Erario Público.

Con este paso redoblado hacia el fracaso y el totalitarismo que es la única forma de imponerse en este tiempo aplicando métodos ya probadamente ineficaces la izquierda se convirtió en Madre de todos los Vicios del pasado en el presente multiplicados con el añadido de nuevos burochorocratas enemigos de la “racionalidad económica” y amantes de las fantasías guerreras necesarias para darse ánimos atravesando el desierto adonde nos conducen.

Capítulo especial merece el asunto monetario ya que uno de los problemas del trabajador ante la inflación moderada era la pérdida del Poder Real de su salario y ahora ante la Hiper Inflación se hace polvorosas ese poder para obtener bienes y servicios. Igual para completar el disparate le dio a la “izquierda” por retornar a los problemas monetarios como si la guerra fría y el rubro tuvieran vela en este entierro caribeño.

Olvidando que la URSS estuvo setenta y seis años tratando de desbancar el Poder Financiero y comercial no solo del dólar sino también del marco alemán, la libre inglesa y el yuan para al final ajustarse a las necesidades del dólar. La tonta idea de una seudo moneda llamada Petro para alentar los mercados y evitar bloqueos financieros fracasaron. Por el contrario el Bolívar se devalúa a diario en una Nación que consume lo importado y paga bajo el patrón del dólar para alentar las miserias del pueblo

En conclusión solo es posible resumir: Esta izquierda en el Poder, es peor de lo mismo.

Desde la Calle Sucre, de Cumaná, el Licenciado Pellín Coba, exclamó: Si esto es socialismo a mí que me lleve el Diablo; luego de tres horas en una cola para comprar una canilla tipo flauta por cuatrocientos mil bolos devaluados.

profetanoskagamus@yahoo.com

guaripeterojo@outlook.com

tal CUAL