La dirección regional de Primero Justicia (PJ) en el municipio Caroní, junto con líderes políticos de Acción Democrática (AD) y Voluntad Popular (VP), repudiaron la muerte del concejal Fernando Albán y aseguraron que aún el suceso no está claro.

Gefry Márquez, secretario político regional de PJ, expresó que se viven momentos duros para todos aquellos que creen en la democracia.

El dirigente exhortó a todos los sectores contrarios al Gobierno nacional a usar como impulso la muerte del Albán para unirse, luchar y lograr un cambio en el país que les devuelva la democracia.
Márquez destacó que así como Albán, puede ser cualquier dirigente o ciudadano que vaya en contra de este “régimen”.
Resaltó que el fallecimiento del concejal es una muestra de todas las irregularidades que tiene el sistema judicial venezolano.

Recordó que Albán fue detenido en Maiquetía cuando regresaba de Nueva York, sin siquiera tener una orden de captura, como lo establece la Constitución Nacional y como debe ser para respetar el debido proceso.

“A Fernando lo tuvieron incomunicado por 72 horas y luego de ese tiempo fue que se presumió que iba a ser presentado en tribunales”, detalló el dirigente.

“Se asumió de una vez la teoría del suicidio”

Márquez rechazó el hecho de que el fiscal general, Tarek William Saab, y el ministro de Interior, Justicia y Paz, Néstor Reverol, informarán a la población de un supuesto suicidio sin hacer las averiguaciones pertinentes y dando dos versiones distintas del mismo acontecimiento.

“Eso lo único que demuestra es que el Gobierno hace lo que quiera con los casos y las declaraciones que da al respecto”.

PRIMICIA