Javier Antonio Ramirez Villegas, de 34 años, era taxista y fue asesinado por un joven de 21 años cuando tropezó un aro de basquet que estaba en plena calle y era de un presunto azote de la zona, que con sólo 21 años le disparó y lo dejó herido en plena calle. 

carapita.jpg

El hecho ocurrió en horas de la tarde de este martes en el sector Los Paraparos de La Vega, Distrito Capital. Ramírez conducía un taxi modelo Aveo color blanco y trabajaba de este oficio desde hace 10 años.

Luego de dejar a su hijo de 6 años donde su abuela se dispuso a bajar a buscar su pasaporte, cuando tropezó con el aro de basquet en medio de la calle, por lo que se bajó del auto y le pidió disculpas al dueño, el muchacho de 21 años que le reclamó el percance.

Tras esto el taxista discutió con el muchacho, sacando este un arma de fuego y propinándole 5 tiros en el brazo y el pecho. El presunto culpable es conocido como alias el Adriansito y se encuentra prófugo. La abuela del joven se metió para defender al taxista y el muchacho le dio un tiro a la señora en la pierna.

Era el segundo de tres hermanos y dejó un niño de 6 años huérfano junto a una pequeña de 4 años. Familiares del taxista escucharon los disparos y luego, al verlo herido, lo llevaron al hospital Pérez Carreño pero en la vía convulsionó y murió. Para el mes de enero del año próximo, Ramírez se iría a Perú con una oferta laboral hecha.