La unidad ya no puede ser vista exclusivamente como un medio para sumar opositores y ganar unas elecciones. Más bien, el tema interroga hoy al Gobierno,  a los partidos, a las instituciones, organizaciones y ciudadanos sobre si efectivamente están dispuestos a ponerle el pecho a la  crisis y trabajar en conjunto para superarla. Ya unos y otros lo sabemos, aunque no queramos admitirlo: la extensión y profundidad de las crisis requiere mucho más que respuestas hemipléjicas.

La pluralidad, calidad y objetivos del cambio dejarán de tener asidero a medida que se generalice la desesperación y tome cuerpo un sálvese quien pueda que nos ponga a pelear a dentelladas por obtener un alimento o una medicina. Los saqueos, aislados y fragmentarios,  son la primera campanada del caos que contenemos.

Hay que comprender que la falta de opciones es producto de la desacumulación de fuerzas en la oposición y de la imposibilidad del régimen de aportar soluciones a una crisis que es consustancial a su naturaleza. La pérdida de lo que la MUD había ganado, que puede ser temporal o volverse un hecho crónico la convierte en un polo minoritario. Una condición que comparte con el Gobierno cuya influencia tiene un techo bajo y presa de una furia contenida. La mayoría vuelve a ser los que se mueven en el rechazo al Gobierno y la desconfianza en la oposición.

Si no se rompe este bloqueo de opciones, el proceso de disolución económico, social y político tenderá a acabar con los actores actuales y la desesperación dejará a la sociedad al borde de cualquier aventura que pueda ser percibida como solución. Gobierno y oposición, reducidas a dos minorías cerradas sobre si mismas, piensan que están librando una batalla de una contra la otra y no perciben que se ha formado una tormenta que está devastando a ambos y al país.

Es urgente llegar a un entendimiento entre los bloques rivales para actuar como el eje plural de un compromiso de país: salvar a Venezuela del desastre. Abrir un período de transición y crear un gobierno de unidad nacional concentrado en un plan de reconstrucción de la democracia, la producción y el bienestar. Y después, cuando se vuelva a tener país, confrontar los proyectos sobre él.

Los dirigentes políticos y las diversas élites que se disputan el poder no pueden permitir que se siga ensanchando el abismo entre el mundo de las luchas políticas y el mundo del empobrecimiento acelerado, del hambre, la búsqueda incesante de medicinas y una vida insegura no sólo por la acción del hampa.

La destructibilidad de las crisis exige suspender los pequeños enfrentamientos, el juego de los acomodos mutuos, el forcejeo por el reparto de renta y poder y asumir nuevas estrategias con sentido de país. El entendimiento es el medio y las realización de elecciones justas, transparentes y libres es la vía para recobrar un país donde la victoria de uno no signifique la liquidación del perdedor.

El bloque revolucionario tiene que renunciar a imponer su violencia, fuera de la Constitución, contra los derechos humanos y a costa de sacrificios que apenas han asomado su nariz en el comienzo de año. El bloque democrático tiene que asegurar su ruptura definitiva con los atajos, las soluciones mágicas, las salidas instantáneas y el descarte de la vía electoral y pacífica.

Abajo, el pueblo comienza a entenderse. El tic tac no suena sólo para el gobierno.

@garciasim

Naturalmente que Dolar Today está junto a la AN, las redes y el Departamento del Tesoro, adelante en la campaña de intimidación contra los potenciales inversores, y la difusión de rumores según los cuales el Departamento del Tesoro de EEUU no reconocerá esa moneda y le aplicará sanciones económicas y financieras a quienes la usen

 

Eleazar Díaz Rangel .- Deben recordar que en esta página comenté hace poco que en el programa Keyser Report, de Russia Today, preguntaron a un experto invitado si las criptomonedas afectarían la economía, la respuesta fue: “Sí, a la economía de Estados Unidos, pero favorecerá a las economías de países como Rusia, Irán y Venezuela, que tendrán sus propias criptomonedas”.

Transcurridos varios días, el presidente Maduro anunció medidas que darán sólido sustento al petro, como son las reservas petroleras del Bloque Ayacucho de la Faja del Orinoco, y que dictará otras relacionadas con el oro y diamantes, de manera de ofrecer confianza. Modestos directivos empresariales, como Orlando Camacho, dijeron que el petro permitirá al empresariado hacer transacciones financieras sin pasar por los bancos centrales e impedir el bloqueo financiero.

Por su parte, el superintendente de la criptomoneda, Carlos Vargas, dijo que la tecnología usada “es perfectamente auditable, totalmente transparente, y eso es una garantía suficiente para darle confianza de este instrumento”. A esto se añade que se estima será una fuerte decisión contra el Dolar Today, que tanto daño ha hecho a nuestra economía por haber sido el factor de la exagerada e indetenible alza de precios.

Pero veamos otras caras de esa moneda, pues en la Asamblea Nacional abrieron un debate contra la petromoneda, y llegaron a declarar la “nulidad absoluta sobre su emisión”; esta decisión fue acompañada en las redes sociales con una campaña que busca demonizarla, y con amenazas a quienes hagan sus transacciones en esa moneda.

Naturalmente que Dolar Today está junto a la AN, las redes y el Departamento del Tesoro, adelante en la campaña de intimidación contra los potenciales inversores, y la difusión de rumores según los cuales el Departamento del Tesoro de EEUU no reconocerá esa moneda y le aplicará sanciones económicas y financieras a quienes la usen.

Como pueden ver, es inocultable la coincidencia entre Washington, la Asamblea Nacional y las posiciones más extremistas de quienes manejan las redes sociales. Es la oportunidad para preguntarse, ¿Qué clase de venezolanos son esos a quienes no les importa esa potencial alianza con claros adversarios no solo del Gobierno, sino de todo el país?

A esta campaña debe añadirse la constitución en Colombia de la organización “Gran Acuerdo por Venezuela”, un nuevo movimiento de venezolanos contra Venezuela que entre sus objetivos está “la remoción de la ilegal ANC”, y que se inicia con el apoyo del gobierno de Santos. ¿Y será casualidad que días antes los grupos de exiliados, encabezados por los banqueros prófugos, financiaran la publicación de un encarte contra Venezuela en The New York Times? Difícil imaginarse cuánto les costaría. Como tampoco es casual que el senador Rubio declarase en apoyo a las sanciones y la imposibilidad de que una gestión opositora lograra levantarlas. Demasiadas coincidencias.

Y ahora veamos, en contraste, los comentarios de Max Keyser, de Russia Today, quien considera que “los problemas de Venezuela son causados principalmente por el imperialismo estadounidense y que la idea de la criptomoneda petro es una excelente manera de iniciar el quiebre de esa cadena”. Opina, igualmente, que “evadir sanciones es simple. Crear la primera moneda soberana también es simple. Venezuela se puede unir a la lucha para destronar al dólar”.

Nada fácil, pero desde que se inició este proceso revolucionario, con todos sus errores y omisiones, ha estado enfrentado a situaciones mas difíciles y complejas, y con objetivos aparentemente inalcanzables, porque el proceso chavista no está hecho para recorrer caminos desbrozados, todo lo contrario, para recorrerlos superando obstáculos.

Están invitados para nuestro primer foro del año, sobre una cuestión polémica, ¿el movimiento del 23 de Enero se perdió? ¿O, como creen muchos, se logró lo que en esa época se buscaba: derrocar la dictadura y rescatar las libertades? Tendremos ponentes de primera. Los esperamos el viernes a las 9:30 am.

En el CDI “Salvador Allende”, en Chuao, me detienen unas personas para saludarme, e informarme lo que ocurrió con la esposa de uno de ellos: le diagnosticaron una apendicitis y que debía operarse; gestionó en clínicas privadas: 30 millones de bolívares. “Ni pensarlo”, me dijeron, y “vinimos aquí, y ya la están operando”. Hoy se supone está en recuperación. Estos casos los muestra el doctor Francisco Hernández en su programa “Historias Médicas”, los domingos a las 9:30 am.

Revisando papeles viejos me encontré con esa revista Tribuna, cuya versión venezolana dirigía. Aparece Petit da Costa prometiendo que traerán a los banqueros prófugos. ¿Y ustedes saben cuántos trajo? Ninguno, ni uno solo, todos siguen en EEUU.

Debieron quedar sorprendidos e indignados cuando escucharon al presidente Maduro denunciar cómo el Gobierno colombiano había impedido la entrada a Venezuela de camiones (no se precisó cuántos) cargados de perniles para la Navidad. Informaciones como esas requerían agregar el número de camiones, de perniles, cuánto se había pagado y a quiénes, etc. Porque hubo quienes dudaron y pensaron que era un cuento para justificar la falta de perniles para la Nochebuena.

Extrañados quedamos con la encuesta de calle de una reportera nuestra sobre el amenazante aumento de los pasajes para movilizarse en Caracas, pues una importante mayoría estuvo de acuerdo. Aunque en una consulta en la web, 54% lo rechazó firmemente, 46% lo aceptaba. Nunca habíamos estado en presencia de una división de opiniones en un tema de tanta importancia para los usuarios del transporte urbano.

Refiriéndose a los aliados del Psuv en el Gran Polo Patriótico, Víctor Clark dijo con ellos “hemos caminado juntos y seguiremos caminando juntos”, y después de tanto caminar, ¿nunca se detienen a conversar? Por lo pronto, debían tomarle la palabra al PPT, que propuso evaluar el primer Plan de la Patria.

Habrán observado cómo estos partidos semifinales del campeonato de beisbol son una demostración de la estrategia de los mánagers en el manejo del bullpen. Mover a los lanzadores se ha convertido en una cuestión fundamental para el triunfo o la derrota.

Una egresada de Estudios Internacionales me observó el error del domingo pasado fijé como 1902 la presencia de naves de EEUU para apoyar a Gómez, cuando en realidad fue después, en 1908, cuando Gómez desplazó a Cipriano Castro del poder.

Se supone que los servicios de inteligencia militar les estarán siguiendo la pista a la serie de robos de fusiles que han ocurrido en los últimos meses. ¿Es la misma organización? ¿Tendrán planes para utilizarlos? ¿Están en combinación con algunos de los grupos políticos extremistas?

Eleazar Díaz Rangel

María Duarte.- “El 2018 será un año para la recuperación y la inversión progresiva en la industria petrolera“, así lo indicó el presidente de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) Manuel Quevedo, en entrevista al programa José Vicente Hoy, que transmite Televen.

Quevedo informó que Pdvsa ha incrementado su producción, al pasar del millón 500 mil barriles mensuales, a una cifra cercana al millón 900 mil.

Asimismo, enfatizó que es fundamental “atender al problema financieroPdvsa a traviesa una fuerte crisis y mi asignación como presidente de la estatal petrolera apunta a su desarrollo y evolución“, señaló.

Agradeció a los trabajadores por su extraordinaria labor dentro de la industria y aseguró que una de las metas en asumir el compromiso de llegar a 6 millones de barriles de petróleo por día. ” Son metas exigentes que debemos cumplir, para el desarrollo integral, donde la unidad forme parte de nuestra fortaleza“.