El ex embajador de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas, Rafael Ramírez, se refirió este lunes a la situación económica del país como un “caos”.

Ramírez: La situación económica de Venezuela es un caos

“La situación económica, tanto a nivel macro, como a nivel de la economía popular, cotidiana, del día a día, es cuando menos un caos. Un desastre, producto de mucha improvisación, desconocimiento, irresponsabilidad, ineficiencia en el manejo de temas tan complejos: inflación, devaluación monetaria, desabastecimiento, caída de la producción de petróleo, caída de la producción interna, todos los sectores económicos paralizados o semi-paralizados, las instituciones encargadas de la economía cotizadas, sin cumplir sus tareas”, aseguró.

En este sentido, expresó que el Gobierno “no cuenta con un plan”, al tiempo que manifestó su preocupación por lo que a su juicio es una “crisis económica”.

“Estamos en medio de una tormenta, sin radar, ni brújula, sin saber cuál es el destino final, a dónde vamos a llegar”, indicó.

Del mismo modo, se refirió al declive por el que se encuentra Pdvsa, por lo que aseguró que “los nuevos directivos y responsables que fueron colocados en la estructura de Pdvsa, parece que tenían otras prioridades. Primero, mostraron un absoluto desconocimiento del manejo de estos asuntos. Luego, se desmantelaron en las áreas operacionales cuadros con la autoridad y la ascendencia sobre los trabajadores. Se crearon grupos artificialmente para introducir elementos que socavaron la autoridad de los distintos niveles de supervisión”.

Expresó que “estamos en una trampa, de la que hay que salir rápido, lo más pronto que se pueda, es como estar atascado en el camino en un invierno en Apure”.

“El día a día del pueblo se hace una pesadilla. Se está abusando del carácter noble y profundamente leal de nuestro pueblo chavista, del que cree en la revolución. No es justo lo que está pasando, no es lo que Chávez quería. Estamos viviendo los efectos de un paquetazo económico. No se vislumbra una solución”, manifestó.

 Para José Antonio Gil Yepes, directivo de Datanalisis, el tiempo es un factor clave que puede jugar a favor del Gobierno o de la oposición, de cara a las elecciones presidenciales del 2018.

Gil Yepes: Es poco probable que Maduro gane si las presidenciales son en diciembre

A juicio del analista, las elecciones presidenciales deben realizarse en diciembre de 2018 o abril de 2019 porque el Artículo 42 de la Ley Electoral señala: ‘La convocatoria a elecciones es el acto público mediante el cual el Consejo Nacional Electoral fija la fecha de elección para los cargos de elección popular, en concordancia con los períodos constitucionales y legalmente establecidos’.

“En este caso, el tiempo beneficia a la oposición porque no es probable que Maduro sea reelecto después del 2.000% de inflación esperada para 2018; sin embargo, es harto conocido que la directiva del Consejo Nacional Electoral, bajo mayoría chavista, ha cambiado los lapsos electorales a su conveniencia”.

Por otro lado, Gil Yepes consideró que el tiempo que “inocentemente” se está dejando correr en Dominicana beneficia beneficia al gobierno, “porque es bien conocido que está planeando adelantar dichos comicios, mientras que la oposición no se ha decidido por algún candidato ni el método para escogerlo, y el Gobierno le puede estimular a varios de ellos para que se lancen en paralelo”.

Aseguró que el diálogo entre Gobierno y oposición iba bien encaminado, dado que los cinco cancilleres allí presentes redactaron un documento en el cual le proponían a las partes un conjunto de acuerdos que armonizaba sus posiciones, donde se incluía las elecciones presidenciales en condiciones transparentes.

“De las discusiones en República Dominicana resultaron en que ninguna de las dos partes estaba de acuerdo con el documento de los cancilleres y que se postergaran las conversaciones para mediados de enero de 2018. Hasta ahí no ha pasado nada porque las negociaciones son así: avances y retrocesos; sin embargo, el tiempo es una variable clave en cualquier negociación que juegue a favor de una de las partes”, dijo.

Agregó, por otro lado, que si las últimas elecciones de gobernadores no se hubiesen postergado los resultados hubiesen sido diferentes. “En las próximas elecciones presidenciales, el interés del gobierno es adelantarlas para evitar el deterioro del apoyo al Presidente, aprovechar la desarticulación de la oposición y el repunte del abstencionismo opositor”.

Desde 2014 cuando Nicolás Maduro tomó el poder, hasta el presente, ha habido 12.013 detenciones por razones políticas. Solo este año han sido más de 5.400, entre abril y ahora, reveló Alfredo Romero, director ejecutivo de la ONG Foro Penal Venezolano.

VEN32. CARACAS (VENEZUELA), 24/06/2017 - Fuerzas de seguridad detienen a un manifestante durante una protesta hoy, sábado 24 de junio de 2017, en Caracas (Venezuela). Los cuerpos de seguridad de Venezuela dispersaron hoy con gases lacrimógenos una manifestación que la oposición realizaba ante la base militar La Carlota, frente a la cual un joven fue asesinado el pasado jueves y a cuyos jardines decenas de manifestantes ingresaron este sábado, según constató Efe. EFE/Miguel Gutiérrez

En entrevista en Cambio16 en Madrid, España, detalló que en julio se llegó al mayor número de presos políticos en la historia del régimen chavista, con 676 presos políticos, y aunque señaló que actualmente la cifra de presos políticos supera los 200, esto no quiere decir que el problema se haya rebajado.

 

Romero alertó que nuevas personas han sido encarceladas y se ha liberado a otras. “Al Gobierno le interesa mantener un coste político de la represión no tan alto. Utiliza el efecto de la puerta giratoria: mientras libera a unos, encarcela a otros”, dijo.

El abogado aseguró que los dirigentes políticos no superan el 4% de los presos políticos. Explicó que la mayor cantidad son personas que protestan y, sobre todo, estudiantes jóvenes e incluso personas que emiten mensajes a través de las redes sociales.

También han sido apresados ciudadanos que han resguardado a estudiantes en sus casas, y añadió que hay más de 30 militares que, de alguna forma, han mantenido opiniones contrarias al Gobierno y que han sido encarcelados argumentando supuestos golpes de Estado o conspiraciones.

Alfredo Romero expresó que si el Foro Penal no existiese no se conocería el número de presos políticos. Reiteró que, es la única organización que tiene un registro de todas las detenciones, al menos de forma detallada, desde 2014.