El parlamentario nacional jubilado e historiador Walter Márquez rechazó este domingo la decisión del presidente Nicolás Maduro de cerrar la comunicación marítima y aérea con Aruba, Curazao y Bonaire aduciendo contrabando. 

Imagen

"Usar como argumento de que hay una fuga de alimentos y medicinas a esas islas es solo una nueva demostración de que Nicolás Maduro fracasó como comandante en jefe de la Fuerza Armada Nacional pues, según el artículo 236 de la Constitución, la Fuerza Armada es la responsable junto con las autoridades aduaneras del control de esos espacios para que no se fuguen productos venezolanos".

Márquez indicó también que esta "acción unilateral" de Maduro ratifica el fracaso de su política exterior y la integración latinoamericana como lo consagra el artículo 153 constitucional, y de su incapacidad diplomática para resolver cualquier conflicto con sus vecinos, a lo que se agrega la grave situación con Colombia que por argumentos similares mantiene cerradas sus fronteras terrestres desde agosto de 2015".

"Toda esta situación debe ser ventilada no solo por el Parlamento Europeo, el Parlamento Holandés, las autoridades y el Primer Ministro de esas islas. La actuación de Maduro la rechazamos enérgicamente, en virtud de que el Presidente está tratando de endosar a otros gobiernos lo que es su fracaso y su incapacidad para gobernar; su constante confrontación con países como Estados Unidos, Brasil, Argentina, Chile, España, entre otros, y ahora con Portugal, así lo demuestra. Maduro fracasó en sus políticas internas y externas y ahora quiere lavarse las manos de su responsabilidad inculpando a otros países de la comunidad internacional de su estruendoso fracaso".

Agrede al país de sus antepasados

"Con la decisión del Presidente de cerrar las fronteras marítimas y aéreas con Aruba, Curazao y Bonaire, no solamente agrede al pueblo de Holanda y de esas islas sino a sus ancestros", indicó Márquez, “por cuanto su padre, Nicolás Maduro García, era descendiente de curazoleños y el propio Maduro confesó públicamente que de niño oía a su abuelo hablar en papiamento”, dijo.

"De esta manera Maduro agrede a sus ancestros paternos al cerrar las fronteras marítimas y terrestres con Aruba, Curazao y Bonaire, lo que se suma su agresión a sus ancestros maternos, porque su mamá, Teresa de Jesús Moros, es oriunda de Cúcuta, colombiana de origen". 

"Recordemos que sobre él existe la duda de no haber nacido en Venezuela sino en Colombia. Hay una expresión popular que señala que ‘quien le pega a su familia se arruina’; él ha golpeado muy duramente a sus ancestros maternos, ahora a sus ancestros paternos y ha llevado a la ruina al pueblo venezolano, por lo que oramos e imploramos al Altísimo para que la justicia divina actúe y pronto tengamos un nuevo gobierno, en virtud de que fracasó Maduro y su política al igual que fracasaron los sectores opositores en sus acciones, por lo que nos queda es implorar protección ante Dios, postrarnos ante la Divinidad, para que Él haga el milagro y permita que de manera rápida salgamos de este gobierno y venga una nueva etapa de liberación espiritual y reconstrucción nacional en Venezuela”, remató.