CNE convocó a validar partidos que no participaron en elecciones municipales.

El Consejo Nacional Electoral convocó a los partidos que no asistieron a las elecciones municipales a validarse este 27 y 28 de enero, luego que la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) lo exigiera como requisito para participar en las elecciones presidenciales que -se espera- sean este año.

Acción Democrática, Primero Justicia, Voluntad Popular, MUD (Archivo PRIMICIA)

 

Las organizaciones políticas Acción Democrática (AD), Voluntad Popular (VP) y Primero Justicia (PJ) coinciden en que el llamado es “arbitrario”, pero no acuerdan una posición ante la solicitud.

 

Freddy Valera, secretario general de AD en el estado Bolívar, recuerda que esta acción no está dentro del marco jurídico y forma parte de los obstáculos que utilizan las “dictaduras” para cercenar la participación democrática.

 

“A los regímenes totalitarios no les gustan los partidos políticos ni la participación electoral”, dice.

 

El también diputado de la Asamblea Nacional explica que la tolda blanca hará lo que sea necesario para hacer frente a los ataques que vengan del Gobierno.

 

“Es una medida de Maduro y hay que asumirla (…) es parte de la lucha por defender la participación”. Valera asegura que validarse es una decisión “estratégica” y no tiene que ver con los principios de AD.

 

Más que una tarjeta

El coordinador de Primero Justicia en el estado, Rachid Yasbek, informa que su organización aún espera por directrices de la coordinación nacional, pero piensa que es una acción que no afectará a la tolda aurinegra.

 

Coincide en que la convocatoria se hace con un fin político y no responde al estamento jurídico venezolano.

 

Personalmente, Yasbek piensa que los partidos son “más que una tarjeta” por lo que no se verán afectados si el CNE o la ANC deciden invalidarlos.

 

Recuerda que en el 2015 la Unidad participó con una opción unitaria.

 

“Nosotros seguiremos organizando a la población, eso no nos va a eliminar”.

 

No participarán

El partido Voluntad Popular habría decidido no asistir a la validación, expresa el dirigente regional Samuel Petit.

 

Cree que el Gobierno intenta desviar la atención y reitera que VP no participará en una “proceso arbitrario”.

 

Considera que el oficialismo y sus instituciones “nunca han reconocido a los partidos democráticos ni a los venezolanos”.

 

“Cuando nos traten como una oposición seria no preocupamos por eso”, expresa.

 

Ya se habían validado

El coordinador de Primero Justicia en el estado, Rachid Yasbek, recuerda que hace un año los partidos fueron obligados a validarse en medio de “obstáculos” que fueron superados.

Pasquali cree necesario un acuerdo entre bandos.

El secretario regional del partido Movimiento Al Socialismo (MAS), Giovanni Pasquali, cree que el conflicto social en el que está inmerso el país debe resolverse con un acuerdo entre el Gobierno nacional y la oposición.

Giovanni Pasquali MAS

El dirigente explica que, tras los disturbios y saqueos presentados en los últimos días, es “notorio” que el ejecutivo no puede controlar la crisis.

Piensa que con un pacto entre los sectores sería posible conseguir el apoyo de la sociedad internacional y trabajar para solucionar los problemas.

El representante de MAS reitera que si las conversaciones son exitosas pueden generar paz en Venezuela.

Pasquali piensa que para el gobierno es necesario un acuerdo para mantener al país en “calma”.

Opina que en el ámbito político, el conflicto social empuja a los oficialistas a ceder en el diálogo.

Cree que si la oposición unifica sus criterios y consigue una candidatura unitaria para elecciones presidenciales, pondría consolidar el cambio político en el país.

Espera que los comicios sean convocados para finales de año y abra paso a la resolución de los problemas.

Invitan a los ciudadanos a organizarse para lograr el cambio político en el país.

Representantes políticos, gremiales y de sectores civiles firmaron -este martes- un acuerdo de “Unidad Nacional”, con el fin de agruparse para participar en la búsqueda de soluciones a la crisis política, social y económica del país.

Unidad-reunión

La intención es crear una estrategia para el cambio político, reforzar la unidad lograda en el año 2015 por la oposición, restablecer el hilo constitucional y prepararse para la convocatoria a elecciones presidenciales.

El coordinador ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en el estado Bolívar, Dick Souki, indica que la iniciativa parte de las necesidades que atraviesan los ciudadanos.

Piensa que es necesaria la presencia de todos los ámbitos de la sociedad para ponerle fin al “régimen” que encabeza el presidente Nicolás Maduro y las instituciones a su servicio.

Pedro Acuña, presidente del Colegio de Ingenieros del estado, cree que esta “declaración ciudadana” hace un llamado a la población a actuar como “un solo hombre” en la consolidación de un cambio democrático para Venezuela.

Por su parte, Félix Istúriz, presidente del Colegio de Abogados del municipio, destaca que los participantes del acuerdo “representan el sentir del venezolano de a pie”.

“Los ciudadanos piden unidad, buscar una salida y alguien que nos lleve a salir de esta asfixia”, apuña el abogado.

En representación de la Iglesia católica, el padre Gerardo Moreno resalta la importancia de transformar el 2018 en un año de unidad luego de un “duro” año pasado.

“Llevamos 20 años de miseria y es momento para un cambio de gobierno”, indica.

Cree que es necesario mantener un mensaje de “reconciliación” para unificar a los fuerzas vivas.

Unidad “suprapartidos”

El coordinador de la MUD Bolívar, Dick Souki, explica que el proceso de negociación que adelantan los diputados de la AN y el gobierno es “indispensable” para lograr que los mecanismos democráticos funcionen.

Opina que el ejecutivo nunca ha dado respuesta a las necesidades de la población, por lo que han encabezado una “lucha continua”.

Piensa que desde la Unidad han realizado un “gran esfuerzo” por construir una vía para el cambio y reitera la necesidad de ampliarse incluyendo sectores.

Los participantes en el acuerdo recuerdan que intentarán consolidar una unidad “suprapartidos” donde vayan más allá de apetencias personales.

“Es una unidad real y no hay guerra que nos afecte (…) el camino para el cambio es el pueblo venezolano y no hay guerra que nos afecte”.