Son 17 hombres y una mujer. De esta última se presume que sea quien comandaba “el carro”.

Guasipati.- La comisión del Ejército Nacional Bolivariano realizaba labores de investigación cuando comenzó todo.

sucesos

Habían recibido denuncias por extorsión, minería ilegal y cobro de vacunas, por lo que iniciaron el procedimiento.

Las pesquisas los llevaron hasta el sector minero Cicapra.

Cuando llegaron eran cerca de las 6:00 de la mañana.

Después de varios minutos de recorrido, vieron a un grupo de hombres armados que cuidaban la entrada al campamento. Eran los “gariteros”.

Los funcionarios les ordenaron que se entregaran, pero los delincuentes comenzaron a disparar.

El enfrentamiento duró casi 20 minutos, mientras llegaban más sujetos a defender la zona.

Tenían armas de distintos calibres: revólveres, fusiles, escopetas y granadas.

Los uniformados pidieron apoyo y más comisiones cercaron las vías de escape.

Después de un rato, los delincuentes fueron neutralizados.

Los funcionarios entraron al campamento y verificaron que no hubiera más sujetos escondidos y armados.

En el lugar había 17 cadáveres, pertenecientes a los hombres que abrieron fuego contra las autoridades.

Sin embargo, después de pesquisar el sitio encontraron el número 18: se trataba de una mujer.

Líder

Ninguno de los sujetos portaba documentos que los identificaran.

Eran hombres cuyas edades oscilaban entre los 20 y 30 años.

Según las autoridades, estos sujetos cobraban vacuna a quienes ejercen la minería ilegal en el sector.

De la mujer tampoco se conoció su nombre.

No obstante, una fuente ligada a la investigación, señaló que podría tratarse de la jefa del sindicato que comandaba las operaciones en la mina Cicapra.

La conocían como Flor y era la líder de “el carro” desde hace varios meses.

Dicha información no ha sido confirmada.

Una vez terminada la requisa, los funcionarios resguardaron el lugar y avisaron a los expertos para las averiguaciones correspondientes.

Pesquisas

Alrededor de las 9:00 a.m. del sábado llegaron los detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

Subieron los cadáveres a bordo de varias unidades forenses y los llevaron hasta el comando de la 51 Brigada de Infantería y Selva, ubicado en Guasipati.

De allí serán trasladados hasta la Subdelegación Tumeremo para las experticias patológicas.

Los detectives del Eje de Homicidios estuvieron varias horas en el lugar de balacera, mientras realizaban la fijación fotográfica y colectaban las evidencias.

Como parte del material recuperado, los agentes incautaron cuatro FAL, un rifle AR-15, tres revólveres, una escopeta y dos granadas de fusil.

También inspeccionaron las zonas en donde “trabajaban”.

Hasta ahora no reportan detenidos.

Rastreo

Parte de las averiguaciones que realizan las autoridades es verificar si, en medio del enfrentamiento, algunos de los sujetos vinculados en el cobro de vacunas y extorsión escaparon.

Por ende, comisiones mixtas se desplegaron en los alrededores de la mina Cicapra.

Recorrieron durante varias horas, pero no localizaron a ningún sospechoso.

Creen que, de haber escapado, los delincuentes se “enconcharon” en las zonas enmontadas que hay por los alrededores.

El operativo seguirá, con el fin de dar con todos los implicados en estos delitos.

Autoridades no descartan las incursiones a otros sectores mineros.

En cuanto a los fallecidos, agentes de la policía científica iniciaron las pesquisas.

Esperan que los familiares que conozcan a sujetos que laboraban en esa mina, acudan hasta las autoridades para verificar si se trata de alguno de ellos.

El Ministerio Público conoció del caso.

Foráneos

Autoridades presumen que muchos de los caídos pueden ser de otros estados del país, por lo que trabajarán en los exámenes de reconocimiento.