El primer vicepresidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), monseñor Mario Moronta, aseguró hoy que la petición a la Fiscalía del presidente Nicolás Maduro de investigar unas homilías por si existió “delito de odio” van en contra de toda la Iglesia católica del país.

Monseñor Mario Moronta (Foto archivo)

Según Moronta es innecesario investigar porque los prelados hicieron “señalamientos que son del conocimiento público”, pero que en el caso de que la Fiscalía lo considere, “ahí están los discursos, ahí están las homilías”.

“Ni van a encontrar en ningún momento ningún llamamiento al odio, ninguna invitación a la violencia, como en efecto sí lo podemos ver en muchas de las expresiones que incluso ayer se dijeron”, agregó.

“Lo que ha sido dicho contra ellos dos es contra todo el episcopado y contra toda la Iglesia católica, porque nosotros no somos un cuerpo de gente aislada”, afirmó Moronta en una entrevista en la emisora Circuito Éxitos.

Durante la procesión del pasado domingo en honor a la Divina Pastora, una de las más multitudinarias del mundo, tanto el arzobispo de Barquisimeto, Antonio López Castillo, como el obispo de San Felipe, Víctor Hugo Basabe, lanzaron fuertes críticas contra el Gobierno que ayer fueron respondidas por Maduro con esta petición al Ministerio Público.

Basabe pidió a la Virgen librar a Venezuela de “la peste” de la corrupción política que, dijo, llevó al país “a la ruina moral, económica y social”, así como de la “peste de la indiferencia que no nos permite entender que el futuro de Venezuela no lo construyen unos pocos, sino que será fruto del esfuerzo de todos”.

Maduro se refirió a los curas durante la presentación de su balance de gestión ayer frente a la Asamblea Constituyente, no reconocida por el Parlamento, de mayoría opositora, como “diablos con sotana”.

El también obispo de San Cristóbal señaló hoy que en el caso de detención o represalia contra estos miembros de la congregación “el Gobierno, todo el Estado, va a tener que enfrentar no solamente a la Iglesia en Venezuela, que no se va alzar, que no se va a ir a la violencia, sino (…) va a ser un problema de carácter internacional”.

“No solamente por las relaciones que hay con la Santa Sede sino también porque muchos gobiernos van a darse cuanta de que aquí el Estado de Derecho (…) está siendo vulnerado”, añadió.

Aseguró que, de darse esta hipotética situación, “el Gobierno va a tener que echar para atrás”.

Efe

A las 12 y 49 minutos de este lunes, el comunicado oficial del Gobierno dado a conocer a través de Venezolana de Televisión dio cuenta del “desmantelamiento” del grupo comandado por el ex-cicpc, Óscar Pérez, publica el diario 2001.

People look during a shootout between security forces and rogue Venezuelan helicopter pilot Oscar Perez, in Caracas, Venezuela January 15, 2018. REUTERS/Marco Bello

Vecinos de El Junquito observan el ataque a Oscar Pérez y su grupo REUTERS/Marco Bello

El mensaje indicó que los integrantes de la “peligrosa célula terrorista”, autores de “crímenes atroces” contra la sede del Tribunal Supremo de Justicia y el Ministerio de Relaciones Interiores, hicieron resistencia armada y fueron abatidos.

No hubo precisión de la identidad y el número de personas fallecidas pertenecientes al grupo de Pérez, más si en el saldo de muertes y heridos en el componente policial bolivariano que tomó parte en la operación: dos fallecidos y cinco heridos.

El comunicado expresó además que cinco personas habían sido capturada en la movilización.

Fuga de información

La inédita operación en los alrededores del kilómetro 16, en el Los Cujicitos del sector Araguaney de la urbanización El Junquito se llevó minuto a minuto a través de las redes sociales, como si se tratara de una transmisión televisiva en vivo.

Desde muy temprano, la incursión de organismos de seguridad del Estado ese regó por medios nacionales e internacionales, con las notas de pie de cada uno de quienes la reenviaban.

“Aquí estamos, aquí nos encontramos, vivos y salvos, todo el equipo completo. Estamos en la carretera nueva de El Junquito (localidad en las afueras de Caracas) todo el equipo completo. Ahí viene gente del gobierno. Estamos rodeados. Hubo una fuga de información, pero la patria sigue”. Ese fue el primero de seis videos de Pérez.

Hubo otros mensajes contundentes que avivaron la temperatura en las redes sociales: “No quieren que nos entreguemos, nos quieren asesinar, no los acaban de decir”.

La entrega siguiente presagiaba un mal desenlace para lo que había comenzado como una movilización militar alrededor de las cuatro y media de la mañana, de acuerdo a los vecinos de la zona. Pérez con el rostro ensangrentado, presuntamente con el impacto de una granada temía por los civiles que le acompañaban

Otras historias

En otras versiones, el dirigente del Psuv, Diosdado Cabello desde su cuenta en Twitter, @dcabellor: “El terrorista Óscar Pérez, atacó a quienes lo rodean, hiriendo a dos funcionarios del FAES, los cuerpos de seguridad respondieron al fuego”.

La ministra del Servicio Penitenciario, María Iris Varela, se unió a la tendencia en las redes sociales para subrayar;: “’Oscar Pérez’ Ahora viene el show de la llorantina, ¡qué cobarde cuando se ve atrapado como una rata!, ¿dónde quedó su valentía para ir a atracar unidades militares, asesinando e hiriendo a funcionarios y robando armamento?”.

Diferencias

En las redes sociales, el procedimiento policial desplegado en El Junquito contra Óscar Pérez y sus compañeros hizo evocar el episodio del 4 de febrero de 1992 vivido por el teniente HUgo Chávez.

Los mensajes subrayaron que la solicitud de rendición de los sublevados fue atendido de inmediato, garantizándoles la vida.

El padre José Palmar señaló que, no se podía comparar el caso de Pérez con el de Chávez Frías, porque al momento de la rendición, éste había asesinado a civiles y militares, en cambio al ex inspector del Cicpc, hasta ahora no se le comprueba ningún asesinato.

Silencio

El Programa Venezolano de Educación – Acción en Derechos Humanos (Provea) criticó el “silencio del fiscal de la dictadura Tarek William Saab en caso Oscar Pérez”.

Provea subrayó que el silencio “es aval para la comisión de abusos contra los DDHH en procedimiento policial”.

“Estado no agotó la vía de la resolución pacífica y propició desenlace con muertes y heridos en operativo de captura de Oscar Pérez”, dijo el Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea) en su cuenta de Twitter.

“Presencia de Ministerio Público y Defensoría del Pueblo hubiera generado garantías para la solución pacífica y el respeto a la vida de todos”, añadió la ONG.

Por su parte, el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (Ovcs) señaló una “Posible ejecución extrajudicial durante detención del piloto Óscar Pérez”.

Advirtió esta ONG la muerte de un miembro de un colectivo chavista durante el suceso lo que a su juicio “deja en evidencia las operaciones conjuntas entre Cuerpos de Seguridad del Estado y Civiles Armados pro gobierno”.

Rodríguez Torres, en salsa. La ministra del Servicio Penitenciario, Iris Varela, instó a las autoridades a arrestar a Miguel Rodríguez Torres, exministro de Interior del fallecido presidente Hugo Chávez, tras asegurar que es mentor de Oscar Pérez.

“El asesino Oscar Pérez y su banda de terroristas, pagaran con todo el peso de la ley por todo el daño que han causado cegando la vida a funcionarios, aquí no vale el llanto ni el arrepentimiento. Urge capturar a su mentor Miguel Rodríguez Torres, tanto o más peligroso que esta lacra”, dijo en un mensaje en Twitter.

Grupo de exterminio

Las redes fueron puente de otras versiones que apelaron al anonimato, en las que se aseguraba que en medio de las negociaciones, se dio carta blanca a Henkel para tomara parte en la intervención.
Henkel, jefe del colectivo Exterminio, que controla la reventa de suministros en el 23 de Enero había perdido la vida con su lugarteniente y otros dos miembros del grupo, señalan esas fuentes.

También circuló la especie que Pérez logró ser ubicado a través de los cuadrantes de seguridad, a raíz de las declaraciones que hizo en la entrevista del periodista Fernándo del Rincón, a través de CNN Noticias .

Otras versiones aseguraban que Pérez estaba con vida y se encontraba retenido en las instalaciones del Hospital Militar.

También se resaltó el descontento que había surgido en algunos funcionarios policiales los procedimientos empleados para enfrentar al piloto que se encontraba en situación de clandestinidad.

De una u otra forma, la ausencia de una vocería oficial, reducida a un comunicado leído en VTV, y la multiplicación de las versiones, deja una gran incertidumbre sobre lo ocurrido ayer.

Heiker Vázquez, vocero e integrante del denominado colectivo tres raíces, agrupación que hace vida en la parroquia caraqueña 23 de Enero, murió tras el fuego cruzado suscitado este lunes en el sector El Junquito.

Heyker Vásquez

De acuerdo a fuentes policiales, Vázquez habría cooperado con las Fuerzas de Acción Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana, sin ser integrante oficial del organismo de seguridad. Sin embargo, tras darse a conocer que fue dado de baja en el intercambio de proyectiles, comenzaron a conocerse sus registros policiales y deudas con la justicia.

Sobre el señalado líder social, pesan investigaciones de homicidios y aprehensiones no ejecutadas por los organos jurisdiccionales.

En un primer caso, el colectivo es señalado como victimario en el doble homicidio de Eliecer Eduardo Landaeta y Raúl Antonio González, según fecha 27.07.2011, de acuerdo al expediente del Ministerio Público MP 01-F22-347-2011.

Un segundo caso en el que se nombra al hoy occiso es tras el crimen en contra de Andry Alexis Perales, cuya actuación está signada bajo el código MP 01-F27-0424-2011 iniciado el 13.10.2011. En esta oportunidad, se le solicita a Vázquez orden de aprehensión en el año 2012 y se le ratifica la medida de cohersión personal por parte del  Tribunal 36 de Control del Área Metropolitana de Caracas.

Otras hechos punibles en los que se nombra al sujeto señalado guardan relación con los expedientes MP 01-F21-0566-2010 del 21.10.2010. – MP 01-DDC-F61-0216-2012, y MP-423666-2013, cuyos occisos fueron Erling Alexis Arias Lara, Rey César Ramírez Cordero, Yudwing Moisés Rosales Marchan, José de Jesús Sánchez Montoya y Frendelvi de Jesús Piñango.

Tras estos crímenes ningún cuerpo de seguridad llevó a cabo su aprehensión.

La cuenta en twitter @DignidadMP, afirma que Heyker Vázquez es “una joya revolucionaria, que tiene seis investigaciones en el Ministerio Público,cinco por homicidio y una por extorsión.