Luego de cinco meses al frente del Ministerio Público, Tarek William Saab ofreció su memoria y cuenta ante la ANC. Ahí mencionó sus avances en la lucha contra la corrupción como Pdvsa, Andorra y Cadivi-Cencoex. Además habló de la lucha contra la impunidad


El fiscal designado por la Asamblea Constituyente, Tarek William Saab, aseguró que en Venezuela no existen perseguidos políticos por casos de corrupción, sino “ladrones” y “hampones”, esto como parte de la presentación de su memoria y cuenta ante el llamado órgano plenipotenciario.

Saab exhortó a todos aquellos que estén inmersos en estos delitos “a dar la cara ante el país” y les dijo que no deben ni llamarse “disidentes”, ni tampoco “revolucionarios”.

Aseguró que en las tramas de corrupción procesadas por la justicia venezolana desde que tomara las riendas del Ministerio Público, -Pdvsa, Andorra, Panamá Papers y Cadvi-Cencoex- se calcula en una primera instancia que el daño a la nación está por los 15.000 millones de dólares, sin incluir los contratos con sobreprecios de los contratos entregados “a dedo” en la Faja Petrolífera del Orinoco entre 2011 a 2017, reflejados en más de 40 mil contratos hechos en moneda extranjera.

Denunció que en la gestión de la ahora fiscal en el exilio, Luisa Ortega Díaz, la Fiscalía se convirtió en un centro para “sobreseer a los grandes capos de la droga, a los grandes jefes de la corrupción en este país”. En ese sentido, recalcó que hay 14 fiscales que fueron pasados a manos de la justicia por los delitos de extorsión, tráfico de influencia y abuso de poder.

También dijo que desde la anterior administración del MP “se trabajó más para el beneficio personal de un grupo y no para la nación venezolana”.

En este sentido, alertó que un total 100 privados de libertad suma el desmontaje de tramas de corrupción contra el sector petrolero, el fraude y el blanqueo del dinero en la Banca Privada de Andorra.

Asimismo, Saab recalcó que entre agosto y diciembre de 2017, el Ministerio Público logró duplicar el promedio de incautaciones de droga.

Como resultado aseguró que se aumentó en 128% la incautación de bienes por casos de corrupción desde agosto de 2017 hasta enero de 2018, por lo que dejó en duda de lo que pudo haber ocurrido antes de julio de 2017 y se ha disminuido “a la mitad” los sobreseimientos de las causas por casos de corrupción antes mencionados.

Ante el gran número de personas que pueden estar inmersa en estos delitos y que deben pagar con prisión, propuso ante a la ANC y demás autoridades crear cárceles para estas personas y agregó que “apenas hemos conocido la punta del iceberg” del tema.

Hizo mención indirecta a las extradiciones que hiciera España a Estados Unidos de exfuncionarios venezolanos como el exviceministro Nervis Villalobos y otros como Luis Carlos de León Pérez, César David Rincón Godoy y Rafael Reiter Muñoz, por estar solicitados ante la justicia de ese país, por lo que exigió a las autoridades ibéricas extraditar a esos ciudadanos a Venezuela.

“¿Qué van a hacer? ¿Negociar? Lo lógico es que vengan aquí a comparecer”, exclamó en medio de aplausos de los asistentes.

En otro tema, detalló que a solicitud del actual MP, fueron declinados por la justicia militar a la jurisdicción penal ordinaria 57 causas vinculadas con los hechos registrados de abril a agosto de 2017, 14 por la Fiscalía Militar Superior de Caracas, 26 por Maracay y 17 en San Cristóbal.

CARACAS.- El integrante de la comisión de finanzas de la Asamblea Nacional (AN), José Guerra, aseguró que el Petro no es una Criptomoneda como tal por las condiciones en las que la ha creado el gobierno y que con su creación el ejecutivo busca sustituir al Bolívar. “Se trata de una moneda que va a sustituir al Bolívar propiamente”.

En el programa A Tiempo que transmite Unión Radio, Guerra dijo que no hay forma humana de saber quien compra y vende criptomonedas.

Reiteró que la moneda digital creada por el gobierno va a tener como soporte el crudo venezolano. “Por lo que yo he visto, están hablando que el Petro va a tener como respaldo la reserva petrolera”.

El diputado Guerra dijo que el gobierno emite pasivos con el Petro y esto debe ser aprobado por la Asamblea Nacional (AN) y que al basarse en reservas petroleras viola la Constitución.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, convocó este sábado para el próximo sábado una nueva jornada de ejercicios militares para “demostrarle al mundo” que su país “se respeta” y “es territorio de independencia, de dignidad y de paz”.

Maduro convoca ejercicios militares para “demostrar que Venezuela se respeta”

“He ordenado a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), junto a nuestro pueblo en unión cívico militar, hacer las operaciones de defensa multidimensional integral del territorio de nuestra patria, las operaciones y ejercicios militares Independencia 2018 el próximo sábado 24 de febrero y domingo 25 de febrero”, dijo Maduro.

Durante el acto de zarpe de un crucero oficial a las afueras de Caracas, el jefe del Estado llamó a toda la FANB, a sumarse a estos operativos junto a los ciudadanos, la reserva militar y la Milicia Nacional Bolivariana; integrada por quienes sin ejercer la profesión militar manifiesten voluntariamente el deseo de ingresar en el cuerpo.

“Vamos a afinar la puntería de todos los equipos, vamos a afinar el movimiento de todas las tropas, vamos a afinar el movimiento de todos los tanques, de todos los misiles, aviones, helicópteros y sobre todo vamos a afinar la puntería del alma nacional”, expresó.

El líder chavista se definió como un “pacifista y un guerrero de la paz”, tras remarcar que Venezuela “es una tierra sagrada”.

“No nos metemos con nadie pero jamás aceptaremos que la bota militar imperial extranjera toque el sagrado suelo de la patria venezolana. Jamás”, subrayó.

Maduro adelantó que las prácticas militares abarcarán toda la geografía del país petrolero incluidas zonas fronterizas con Colombia y Brasil, así como el Mar Caribe, a donde Venezuela tiene salida.

La llamada revolución bolivariana ha ordenado ejercicios militares masivos los últimos años, generalmente luego de tensiones diplomáticas con Estados Unidos, país al que Caracas acusa de injerencia y conspiración contra Maduro.EFE