Buenos Aires.- Boca Juniors disfrutó hoy de una fiesta perfecta por la obtención del torneo argentino de fútbol al derrotar en su estadio 2-1 a Unión de Santa Fe en el partido de la última fecha del certamen. 

 

Los futbolistas, el cuerpo técnico y miles de aficionados boquenses celebraron durante horas dentro y fuera del estadio "La Bombonera" el nuevo título, número 26 en la etapa profesional y 32 desde que se fundó el club en 1905. 

Fuegos de artificio, globos y la vuelta olímpica que los jugadores dieron primero junto a sus familiares y luego con el trofeo ganado fueron los momentos más emocionantes de la tarde, coronada con la victoria conseguida gracias a los goles convertidos por el máximo artillero del torneo, Darío Benedetto. 

El delantero, cuyo pase fue valuado entre 15 y 20 millones de euros, aprovechó primero, a los 12 minutos,ñuna mala salida de la defensa de Unión, sorteó hacia la derecha la salida del arquero Matías Castro y remató con poco espacio para anotar el primer gol, reseñó DPA. 

A los 49 minutos, tras un veloz contragolpe, Benedetto disparó de derecha y a la carrera para marcar el segundo, el número 21 en 25 partidos disputados en el torneo. 

"El Pipa es de Boca yñde Boca no se va", gritaron los simpatizantes "xeneizes" ante la posibilidad de que el atacante deje el club para seguir su carrera en el fútbol europeo. "Habrá que ver que pasa, nos tenemos que sentar a hablar", dijo el ex jugador de Arsenal y el América de México. 

Boca fue superior a Unión, que en los 30 partidos del torneo sumó 32 unidades y despidió a tres entrenadores. El equipo de Santa Fe alcanzó a descontar a los 59 minutos con un cabezazo del defensor Brian Blasi. 

El plantel boquense había iniciado la celebración varias horas antes, cuando dejó el hotel en el que concentró para el partido en un ómnibus que fue escoltado por cientos de simpatizantes en el trayecto hacia el estadio. Algunos de los futbolistas, inclusive, viajaron en el techo del vehículo. 

Una vez en "La Bombonera", tras la vuelta olímpica, los futbolistas ingresaron al césped y el capitán del equipo, Fernando Gago, recibió en el centro del campo una estrella que trasladó un dron y que simbolizó el nuevo campeonato conseguido para el club. 

El viaje de la estrella con el número 66 (todos los títulos logrados por Boca en su historia) hacia el estadio fue acompañado por la música del film "Stars Wars". 

"Boca fue un muy justo campeón. Fue el mejor porque salióña ganar cada partido y lo demostró en juego y eficacia", dijo el entrenador, Guillermo Barros Schelotto, ovacionado por el público. 

Tras el encuentro, Boca recibió el trofeo y volvió a pasearlo por "La Bombonera". 

La última fecha del torneo seguirá este domingo con los partidos entre Atlético Rafaela-Sarmiento, Banfield-Racing y Colón-River. 

Este lunes, en tanto, jugarán Arsenal-Tigre, Patronato-Atlético Tucumán, Aldosivi-Olimpo,ñHuracán-Belgrano y Vélez-Temperley, mientras que el martes lo harán Estudiantes-Quilmes, Independiente-Lanús y Newell's-Godoy Cruz. El campeonato culminará el miércoles cuando se enfrenten Talleres-San Lorenzo.

El bateador emergente venezolano Héctor Sánchez conectó un cuadrangular de dos carreras en la octava entrada para guiar el sábado a los Padres de San Diego a una victoria de 7-3 sobre los Tigres de Detroit, que sufrieron su octava derrota consecutiva.

Descargó su poder | AP

Con los padres abajo en el marcado por 3-2, Shane Greene (1-2) dio base por bola al dominicano Erick Aybar al inicio del octavo episodio. Sánchez, un receptor de respaldo que bateó por el pitcher Kirby Yates, estaba bateando para promedio de .087 en 23 veces al bate cuando conectó el lanzamiento de Greene con cuenta de 0-1 para su segundo cañonazo sobre la cerca en la temporada. Cory Spangenberg y Austin Hedges agregaron sencillos productores de carrera en el capítulo.

A Greene se le contabilizaron cuatro anotaciones y dos imparables en sólo un tercio de entrada, con dos bases por bola.

La racha perdedora de Detroit es la más larga desde que perdieron también ocho juegos seguidos del 28 de mayo al 5 de junio de 2015.

Yates (2-1) lanzó la octava entrada sin permitir carrera para obtener la victoria por los Padres.

Por los Tigres, los venezolanos Miguel Cabrera de 4-0; y Aníbal Sánchez de 2-0. El cubano José Iglesias de 4-0.

 

Por los Padres, los venezolanos José Pirela de 4-1 con una carrera anotada; Carlos Asuaje de 3-2 con una anotada; y Sánchez de 1-1 con una anotada y dos producidas. Los dominicanos Franchy Cordero de 4-0; y Aybar de 1-0 con una anotada. 

 

AP

El australiano Daniel Ricciardo (Red Bull), vencedor este domingo del Gran Premio de Azerbaiyán, declaró en la ceremonia del podio que no se cree "que haya podido ganar esta carrera", en la que arrancó desde la décima plaza de la formación de salida.

"No me lo creo, realmente. Fue una carrera loca. Sabíamos que la oportunidad del podio estaba ahí, después de la reanudación de la carrera (tras la bandera roja), pero luego nos enteramos de los problemas de Lewis (Hamilton, inglés, de Mercedes) y Seb (Vettel, alemán, de Ferrari)", explicó Ricciardo, de 27 años, que este domingo logró su primer triunfo del año y el quinto de su carrera en F1.

Ricciardo se llevó el GP de Azerbaiyán/ Foto AP

"Fue una carrera muy loca. Hice un pit stop no planeado al principio. Después de un par de vueltas, teníamos algo de suciedad en los frenos, creo; así que tuvimos que parar para limpiarlo, por lo que creo que bajamos hasta el puesto decimoséptimo", comentó el piloto de Perth.

"¿Pensé en esos momentos que iba a ganar la carrera? Por supuesto que no. Hubiese apostado todo mi dinero a que esto iba a ser muy improbable", indicó Ricciardo, que el año pasado ganó en Sepang (Malasia).

"La verdad que fue una carrera muy loca, la que esperábamos el año pasado, con todos estos coches de seguridad y todo este caos. Y, al final, la tuvimos este año", señaló el australiano, que dedicó el triunfo a su equipo.

 

"Tengo que darle las gracias a la escudería, Red Bull Racing, estuvo bien llegar con un coche a casa y hacerlo en el mejor puesto posible, así que muchas gracias, chicos; y a todos los que vinieron hasta aquí", indicó Daniel Ricciardo./ EFE