Cuatro productores explican el reto que significa producir obras, a pesar de la crisis y la inflación que hay en el país.

 

El año pasado la môme Piaf se presentó en el Centro Cultural Chacao gracias al artificio de la actuación y a la virtud milagrosa de Mariaca Semprún. Era Mariaca al llegar al teatro, Mariaca al comer el refrigerio que Miga’s, a modo de intercambio, aportó para la producción. Era Mariaca al probar el sonido y Mariaca al vestirse para salir a escena. Bastó que cruzara la línea que divide la tramoya del escenario para prestarle su instrumento a Edith Piaf: era ella cantando La Marseillaise, golpeándose el corazón con cada verso de Padam, padam, enajenada en el dolor infinito de la muerte de su amante para cantar el Hymne à l’amour.

 

La fantasía de Piaf, voz y delirio lleva el sello de Claudia Salazar y de su empresa, CLAS Producciones, que ganó el Premio Isaac Chocrón a la mejor producción del año. El espectáculo con música en vivo, vestuario de época, escenografía móvil, sueldo para un equipo de 10 personas por cuatro meses, y una importante gira de promoción y medios, tuvo un costo total, en octubre de 2016,  que equivalió al reestreno de la pieza en el mes de marzo, considerando en ese monto sólo la operatividad y la promoción de la nueva temporada.

La venta de boletos no ayudó a recuperar la inversión. “Todavía no estamos a un nivel en el que el público esté dispuesto a pagar un alto precio por una entrada, y lamentablemente ésta no es proporcional al costo de la producción”, explica la productora responsable de éxitos de taquilla en Venezuela como GodspellLa novicia rebelde y Casi normal.

Partir y repartir

Los centros culturales capitalinos suelen llegar a un acuerdo entre el productor, en el que el teatro se queda con el 50% de lo recaudado por función. El 50% restante se divide en dos partes: una para el productor  y otra para ser repartida entre el elenco y el equipo técnico.

Dependiendo del centro cultural, el productor puede fijar o no el precio de la entrada. Trasnocho Cultural, por ejemplo, establece un monto de  11.200 bolívares para los espectáculos en la sala italiana, con un aforo de 309 butacas. La entrada para los que se presentan en el Espacio Plural cuesta 8.960 bolívares.

Los centros culturales del BOD y Chacao permiten que sea el productor quien fije el precio del boleto de su espectáculo. Por tanto, hay en sus carteleras un amplio rango, siendo el mínimo 8.000 bolívares y el máximo 31.250 bolívares.

"El costo de la entrada no representa lo que se gastó en el espectáculo"

Carolina Rincón, productora del Grupo Actoral 80 y otrora gerente de programación del Centro Cultural BOD, no cuenta con lo recaudado en taquilla para recuperar la inversión. “El costo de la entrada no representa lo que se gastó en el espectáculo. Y en el caso de que lo fuera, no es posible contar con una sala llena para todas las funciones, porque producir es, básicamente, un salto al vacío. Ni el éxito ni el público son seguros”, afirma.

Jorgita Rodríguez, productora con 23 años de trayectoria en el medio artístico venezolano y con éxitos rotundos de taquilla en su haber, considera que el precio de la entrada a los espectáculos se ha incrementado con timidez. 

“Es una tarea  que debe hacerse con cautela para que pueda ser un monto atractivo, acorde con el poder adquisitivo del público, y que no compita con el costo de un producto básico”, explica.

Rodríguez hace el siguiente cálculo: con una sala de 200 personas y una entrada a 8.000 bolívares, por ejemplo, no pueden cubrirse los honorarios de prensa;  la impresión del libreto (el costo mínimo es de  50.000 bolívares por un texto de 30 páginas); la impresión de los volantes, que puede ascender a 400.000 bolívares para una cantidad de 3.000, y la elaboración de los pendones, cuyo precio oscila, a la fecha de hoy, entre 800.000 bolívares y 900.000 bolívares. Esto ha llevado a muchas producciones a aliviar los costos buscando funciones corporativas, o presentaciones en el interior y fuera del país.

La muerte del presupuesto

El vestuario militar utilizado por los actores Daniel Rodríguez y Juan Vicente Pérez en la primera temporada de Terror sumó 300.00 bolívares. A la fecha de hoy, el costo podría calcularse en 900.000 bolívares.

“Los productores ya no trabajamos con base en un presupuesto porque no se sabe cuánto, porcentualmente, variarán los costos de una semana a otra"

Rodríguez, que estrenó el pasado viernes la comedia Las locutoras, con Hilda Abrahamz y Tania Sarabia, recuerda que uno de los vestuarios (legging,  sandalias de plataforma, camisa de inspiración hindú y accesorios) costó 1.200.000 bolívares. La escenografía de esta pieza triplicó ese monto: renovar un backing previamente construido tuvo un costo total de 4.500.000 bolívares.

“Los productores ya no trabajamos con base en un presupuesto porque no se sabe cuánto, porcentualmente, variarán los costos de una semana a otra”, afirma la veterana productora.

Patrocinios en extinción

Ricardo Nortier, que hace equipo con Diana Volpe y Orlando Arocha en las producciones de La Caja de Fósforos,  explica que la Embajada de Estados Unidos respalda económicamente el  festival de teatro contemporáneo estadounidense, que organiza bienalmente este centro cultural. El apoyo se traduce normalmente en la impresión de material promocional y el pago de los derechos de autor de cada obra.

Salazar afirma que, si bien no son mayoría, hay empresas que todavía aceptan intercambios comerciales. Pero Rodríguez aclara que, si antes un acuerdo de esas características con una aerolínea aseguraba los pasajes de avión y facilitaba la realización de giras, tanto nacionales como internacionales, hoy este tipo de compañías ya no están aceptando convenios de este estilo.

Caminos verdes

Carolina Rincón sostiene que mediante el reciclaje ha sido posible mantener la calidad de cada espectáculo y abaratar los costos. El día que me quieras, parte esencial del repertorio del Grupo Actoral 80, ha podido presentarse en varias oportunidades porque tiene una escenografía propia, que forma parte de los bienes materiales del grupo.

Pero otras obras, como la aclamada Terror, no permitieron reusar material en igual medida, y el monto total de la producción, estrenada el 29 de junio de 2016, es calculado por ella en aproximadamente 10 millones de bolívares.

Nortier afirma que La Caja de Fósforos ha encontrado en la reutilización de escenografía y vestuario la única forma de mantener el ritmo sus producciones, cuyo costo total estima entre 4 millones y 5 millones de bolívares.

Claudia Salazar describe su oficio como el arte de hacer una magia que no debe ser perceptible al ojo del público, ya que hasta en las mejores economías la misión del productor es hacer los costos más rentables.

Para Rodríguez la labor no  se queda en las finanzas; requiere, además, la suficiente inteligencia emocional para manejar grupos, solucionar conflictos  y mantener al equipo con ánimo, porque de ello depende la permanencia del espectáculo en el tiempo.

En un medio tan impredecible y en circunstancias tan adversas, el papel del productor de teatro no sólo sobrevive, sino que resiste con gracia y firmeza los embates del país.

PARIS.- La Unesco anunció hoy a cinco ganadores de los Premios Internacionales de Alfabetización, entre los que figuran la alcaldía de la ciudad colombiana de Armenia por su plan de alfabetización digital.

La Secretaría de las Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones fue galardonada por el programa AdulTICo, que reúne a “adultos mayores para enseñarles competencias digitales que faciliten su participación social, su inclusión y la interacción con otras generaciones”, indicó el organismo.

El Ayuntamiento de Armenia obtuvo el premio de la categoría UNESCO-Confucio de Alfabetización, que tiene el apoyo del Gobierno de la República Popular de China y recompensa iniciativas de alfabetización de adultos en zonas rurales y de jóvenes fuera de la escuela, especialmente niñas y mujeres.

La ceremonia de entrega se celebrará el 8 de septiembre en la sede de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en París con la presencia de su directora general, la búlgara Irina Bokova.

Las “nuevas tecnologías brindan nuevas y amplias oportunidades para mejorar nuestra vida y conectarnos a escala mundial, pero también pueden marginar a quienes carecen de las competencias esenciales (…) que se precisan para utilizarlas”, señaló en un comunicado Bokova.

Los otros cuatro proyectos premiados proceden de Canadá, Jordania, Pakistán y Sudáfrica.

EFE

El disco duro con las novelas sin acabar del creador de Mundodisco acaban bajo la aplanadora de vapor

La apisonadora de vapor Lord Jericho, con la que fue destruido el disco duro con las obras de Terry Pratchett.

La apisonadora de vapor Lord Jericho, con la que fue destruido el disco duro con las obras de Terry Pratchett.  AFP

Fue el último deseo de sir Terry Pratchett, el novelista de fantasía que creó el estrafalario universo de Mundodisco. Que sus obras inconclusas fueran destruidas por una apisonadora de vapor. Y así se ha cumplido: el pasado 25 de agosto la aplanadora John Fowler & Co, de nombre Lord Jericho, pasó por encima del disco duro que contenía las novelas inacabadas del prolífico autor británico, que falleció el pasado mes de marzo, a los 66 años, tras vender más de 85 millones de sus 70 obras publicadas.

Pratchett, en una fotografía de 2009.

Pratchett, en una fotografía de 2009.  AFP

 

"Él quería que todo en lo que estuviera trabajando en el momento de su muerte fuera puesto en medio de un camino para que una apisonadora los aplastara", dijo a The Times su amigo y colaborador durante 30 años Neil Gaiman. El deseo fue cumplido el viernes pasado en la feria de vapor de Dorset. Lo que ha quedado del disco duro será expuesto en el museo de Salisbury, como explica el diario The Guardian.

Nacido en Beaconsfield, Buckinghamshire, 1948, Pratchett fue convertido por sus fans en poco menos que una leyenda. "Se hizo célebre especialmente por la creación de un universo propio, Mundodisco, un lugar risible y estrafalario, vagamente medieval, en el que recreó en clave de comedia los mundos clásicos del género fantástico", escribió de él Jacinto Antón a su muerte.

Pratchett había empezado a publicar relatos de ciencia ficción a los 13 años en la revista de la escuela y el primero en una revista comercial, Science fantasy, a los 15. Junto a los libros de Mundodisco otra de sus series populares fue la del Éxodo de los gnomos, que arranca con Camioneros(1989) y que tata de una comunidad de enanos llegados de otro mundo.

La primera novela sobre ese mundo -Mundodisco, lugar de cosmogonía extravagante, es un mundo plano sostenido por cuatro elefantes que se apoyan en el caparazón de la Gran A’Tuin, la tortuga estelar- fue El color de la magia, aparecido en 1983, y luego el universo pratchettiano se fue expandiendo hasta 40 títulos que abarcan diferentes miniseries. Murió en un lugar también fantástico: su casa cerca de Stonehenge

LA PAZ .- Músicos de Argentina, Brasil, Colombia, Estados Unidos, Francia, Paraguay y Suiza, además de Bolivia, participarán en el trigésimo aniversario del Festival Internacional de Jazz, Festijazz, informaron este martes los organizadores del evento.

Este encuentro musical que es impulsado por la Fundación Festijazz del país con el respaldo de la alcaldía paceña se inaugurará el 5 de septiembre en el Teatro Municipal de La Paz.

“Venimos alimentado día a día a creadores locales que componen, trabajan y están comprometidos con su música para estar presentes en este género tan mágico”, dijo el organizador del evento, Wálter Gómez en una conferencia de prensa.

En esta ocasión participarán más de 26 grupos nacionales e internacionales que mostrarán su talento en seis ciudades de Bolivia: La Paz, El Alto (oeste), Cochabamba (centro), Santa Cruz (este), Potosí (suroeste) y Tarija (sur).

Entre los invitados de esta versión están Demian Coca, Peter Scharli y Mayu Collective, de Suiza; Carles GR Quartet, de Francia, Manu Sija Changosolo y Aura Trío, de Argentina; Encontro, de Brasil; Doc Ayala, de Paraguay; Tres Butacas, de Colombia, y L.A. Jazz Machine de Estados Unidos.

En los grupos locales que participarán están Efecto Mandarina, Bolivia Big Band, Heber Peredo Trío, Aymuray, entre otros.

El evento será inaugurado con un homenaje al compositor boliviano Eduardo Caba que está a cargo de un ensamble de músicos del país.

“El jazz permite encontrarse en un espacio de diálogo entre sonidos y sentimientos”, apuntó el secretario de Culturas de la alcaldía de La Paz, Andrés Zaratti.

Los artistas también impartirán talleres durante los 10 días.

La primera versión del Festijazz se realizó en 1987 y el evento adquirió un carácter internacional en 2001.

EFE

LA HABANA.- Cuba realizará por primera vez el festival de música “Cuba Lírica”, que reunirá a intérpretes de todo el país del 2 y al 12 de septiembre en La Habana, con un concierto en homenaje al tenor italiano Luciano Pavarotti, en ocasión del décimo aniversario de su muerte.

Luciano Pavarotti/ Cortesía

“Cuba Lírica 2017” celebrará el aniversario 55 del movimiento lírico cubano y estará dedicado a la vedette de la isla Rosa Fornés y al barítono Rafael Aquino, informaron hoy sus organizadores.

El festival, auspiciado por el Consejo Nacional de Artes Escénicas, abarcará junto a los conciertos, encuentros teóricos, homenajes y un concurso de canto lírico cuyo objetivo es atraer a los jóvenes cantantes líricos y estimular la escritura musical en los creadores cubanos.

Los artistas invitados al festival presentarán un programa más contemporáneo y alejado de grandes producciones con el objetivo de recabar el gusto popular por el género, según explicó uno de sus promotores, Ulises Aquino, director de la compañía Ópera en la Calle.

El evento tendrá sus sedes en el Teatro Arenal y el Centro Cultural El Cabildo, y la Catedral de La Habana acogerá una misa en la que actuarán integrantes de Ópera de la Calle y de la Banda Nacional de Conciertos.

EFE