MADRID.- El astronauta italiano Paolo Nespoli, desde la Estación Espacial Internacional, y el robot humanoide Justin en la Tierra han hecho un experimento para poner a prueba la cooperación entre humanos y máquinas con inteligencia artificial, considerada fundamental para futuras misiones espaciales.

c

El Centro Aeroespacial Alemán (DLR) informó hoy en un comunicado sobre la prueba realizada el viernes en su sede de Oberpfaffenhofen, donde rollin'Justin -un robot sobre ruedas- recibió las órdenes del astronauta de la Agencia Espacial Europea (ESA), para realizar de forma independiente una serie de tareas.

Esta es la primera vez que un humanoide es controlado desde la Estación Espacial Internacional como si fuera un compañero de trabajo inteligente, y los resultados y datos científicos servirán para futuras misiones en Marte.

Además la tecnología empleada para la colaboración entre humanos y robots puede tener aplicaciones en la Tierra, según la nota del centro alemán.

EFE