SANTIAGO DE CHILE.- El grupo de científicos de la Universidad de Chile a cargo del SUCHAI, primer satélite construido íntegramente en el país austral, vivió hoy con euforia la recepción de las primeras señales emitidas por el vehículo espacial desde la órbita terrestre, después de su lanzamiento este jueves en India.

“¡Lo estamos escuchando! Es una emoción muy grande confirmar que marcha bien, que lo que implementamos aquí durante tanto tiempo funciona. Es muy bonito ver que lo que hicimos da sus frutos”, contó a Efe el jefe del proyecto SUCHAI, Alex Becerra, desde el laboratorio donde trabaja el equipo justo en el momento en el que la sonda emitía las primeras señales.

India lanzó con éxito al espacio el SUCHAI en un cohete en el que eran transportados otros 30 aparatos de 14 países, lo que ha supuesto un hito histórico para Chile.

“Fue una alegría ver que el SUCHAI se desplegó en el lanzamiento. Ahora, después de las primeras pasadas sobre Chile, logramos escuchar algo, así que estamos muy emocionados”, insistió Becerra.

Pese al éxito de los primeros pasos, Becerra fue cauteloso y señaló que el nanosatélite aún se puede enfrentar a varios peligros. “Mucho calor cuando esté frente al sol, mucho frío a la sombra o una colisión con basura espacial. Su vida útil está entre seis meses y dos años, esperamos que pueda aguantar el mínimo”, sostuvo.

Tras la alegría inicial, el equipo centrará sus esfuerzos en evaluar el estado del vehículo espacial.

“Debemos determinar parámetros técnicos y el estado de las baterías para ver si hay algo que no nos hayamos percatado de que está funcionando mal. Estas primeras pasadas son para verificar la buena salud”, comentó.

“Vamos a continuar trabajando, pero ahora tenemos más experiencia y hemos visto que el software y el hardware que construimos aquí funcionan. Esperamos contar con el apoyo de otras universidades”, emplazó Becerra, jefe del proyecto SUCHAI.

El investigador realzó el valor del proyecto, ya que los satélites que Chile había lanzado previamente eran comprados y no de producción propia.

“Yo creo que es importante que demos este paso y que seamos capaces de desarrollar este tipo de tecnología, como hizo Argentina. Te da cierta independencia y un nivel de desarrollo tecnológico grande”, concluyó.

EFE

PARÍS.- Un cohete europeo Ariane 5 despegará el próximo día 28 de la base de Kurú, en la Guayana francesa, para poner en órbita dos satélites de telecomunicaciones, uno con dos cargas útiles a cuenta de los operadores Hellas Sat e Inmarsat, y otro para el organismo indio de investigación ISRO.

El lanzamiento está programado a partir de las 20.59 GMT del miércoles próximo y la misión hasta la separación de los dos satélites debería durar 39 minutos y un segundo, explicó hoy en un comunicado Arianespace, el consorcio europeo responsable de las operaciones.

El satélite “condosat” que reúne Hellas Sat e Inmarsat S EAN, se ha fabricado en la planta que tiene el grupo franco-italiano Thales Alenia Space en la ciudad de Cannes, al sureste de Francia.

Esta carga se colocará en una órbita geoestacionaria sobre Europa para cubrir todo el continente con conectividad en banda S y su explotación la dirigirá Inmarsat con su “socio estratégico” Deutsche Telekom.

En cuanto al GSAT-17 de ISRO, construido por su propio operador, dará servicios de comunicaciones fijas en banda C y en banda C ampliada, así como comunicaciones móviles en banda S. Igualmente está preparado para transmisiones de datos, misiones de salvamento y rescate en banda UHF.

EFE

VIENA.- Un móvil inteligente y una pequeña cámara de realidad virtual es todo lo que se necesita ahora para poder capturar y reproducir lo que nos rodea como realidad virtual, ampliando así las posibilidades de contar historias del periodismo.

Las posibilidades que abre el paso de esta tecnología de los estudios de cine a la calle han sido debatidas hoy por un grupo de expertos en la conferencia Global Editors Network, que reúne hasta el viernes en Viena a profesionales de los medios. Acoplar una pequeña cámara al móvil inteligente “es una manera barata de empezar” para quien quiera adentrarse en la realidad virtual, explicó Robert Hernández, profesor en la Escuela Annenberg de Periodismo y Comunicación de la Universidad del Sur de California.

Cámaras de entre 100 y 200 dólares, como la Insta 360 con la que Hernández grabó hoy la conferencia, un móvil inteligente de última generación y unas gafas de realidad virtual, son el pequeño equipo con el que esta tecnología está aterrizando ya en el periodismo.

La realidad virtual permite al periodismo contar historias de forma más interactiva, involucrando al público y llevándolo a “lugares donde experimenten lo que nunca antes han podido experimentar”, afirmó Francesca Panetta, editora ejecutiva de realidad virtual del diario The Guardian.
Este medio cuenta ya con un pequeño equipo de reporteros que cuentan historias de forma que el espectador pueda “meterse en ella”.

Experimentar cómo un bebé siente el mundo que le rodea, viajar al Ártico, estar encerrado en una celda de aislamiento o perderse en el sistema de alcantarillado de Londres son las historias que The Guardian ofrece ya en sus sección de realidad virtual.

Los usuarios pueden acceder a estas historias a través de una aplicación gratuita que se pueden descargar en teléfonos móviles que sean compatibles con esta tecnología. Con todo, la realidad virtual está aún en un proceso experimental en el que se están descubriendo las posibilidades y capacidades que puede aportar al periodismo y a la sociedad.

 

EFE