VENECIA.- Para Penélope Cruz haber trabajado con Javier Bardem en “Loving Pablo” fue muy positivo, tanto que ya están rodando otro filme juntos. Y eso pese a que la caracterización del actor como Pablo Escobar le produjo miedo en algunos momentos, reconoce en una entrevista con Efe.

Cruz interpreta a Virginia Vallejo, la periodista y amante de Escobar en cuyo libro de memorias se ha basado la película, dirigida por Fernando León de Aranoa y presentada hoy fuera de competición en la Mostra de Venecia.

Primera película que protagonizan juntos desde que son pareja -anteriormente hicieron “Jamón, jamón” (1992) y “Vicky Cristina Barcelona” (2008)-, la actriz cree que su relación personal ha facilitado mucho el trabajo.

“Te conoces mucho, hay una confianza a todos los niveles, los dos sentimos la pasión por esta profesión desde que éramos unos críos, compartimos muchas cosas en ese sentido y pudimos prepararlo juntos durante mucho tiempo”, explica la actriz en un jardín del Lido de Venecia.

Reconoce que le imponía un poco el tema de la película, su violencia y horror. “Para mí es muy importante jugar con la ficción y entrar a fondo en esa ficción, pero luego dejar eso e irte a tu casa”.

“Y ser tú y no jugar con lo tuyo, no forzar nada tuyo, lo tuyo ya está, es parte de ti, tu pasado, tus memorias… todo lo que has sentido en esta vida va a estar ahí, en tu trabajo, pero no soy partidaria de forzarlo, más aún cuando estás trabajando con tu propia pareja”, resalta la actriz madrileña.

Aunque recuerda una escena, en la que Vallejo va a la cárcel a visitar a Escobar para pedirle dinero y que fue muy dura de rodar.

“Yo le tenía mucho respeto a esa secuencia y esa sí que me dejó secuelas de días”, de pensar: “no quiero verle mas vestido así, con ese bigote, con ese pelo, con esa barriga y con esa voz…”.

Pero al final “fue muy bien” y les dejó “con ganas de repetir”. “De hecho ahora estamos repitiendo, estamos rodando con Asghar Farhadi, en Madrid y muy bien”.

EFE

MIAMI.- La cantante estadounidense Taylor Swift arrebató a Luis Fonsi y su tema “Despacito” el récord histórico de permanecer durante 17 semanas consecutivas al frente de la lista de popularidad Hot 100, informó hoy la revista Billboard.

El nuevo single de Swift, “Look What You Made Me Do”, con el que debutó en la lista Billboard en el puesto 77 la pasada semana, consiguió el primer puesto en reproducciones semanales (84,4 millones en EE.UU.) y ventas (353.000 en una semana), y destronó así a la canción de Luis Fonsi, en la que colaboran Daddy Yankee y el canadiense Justin Bieber.

“Despacito”, con 69,6 millones de reproducciones en los últimos siete días, igualó la pasada semana a “One Sweet Day”, de Mariah Carey y Boyz II Men, como el tema más popular en Estados Unidos durante 16 semanas seguidas.

La indudable canción del verano a nivel mundial y el tema que triunfó entre 1995 y 1996 son los dos únicos que se mantuvieron como el tema más popular en EE.UU. durante 16 semanas seguidas, hecho que nadie había logrado en la lista de la llamada “biblia de la música” en los 59 años de publicación.

Por ello, será difícil que “Despacito” pierda pronto este hito histórico, que se suma al logrado hace tres semanas cuando superó el récord sentado en 1996 por el dúo español Los Del Río, que durante 14 semanas consecutivas se mantuvo en el tope de la lista Hot 100 con “La Macarena”.

Con su desempeño esta semana, Taylor Swift logró además romper el récord femenino de mayor número de reproducciones semanales de una canción.

EFE

CANCÚN.- Los músicos estadounidenses George Benson y Kenny G ofrecieron un concierto con toques latinos durante el Cancún Jazz Festival, celebrado en la Riviera Maya, en el Caribe mexicano.

Las lluvias torrenciales que afectan la zona desde hace varios días dieron una pequeña tregua para que más de 2.000 turistas pudieran disfrutar el concierto.

Este festival de jazz es organizado cada año por Warren Hill para la cadena hotelera Hard Rock y en esta edición contó con la presencia de músicos como Chris Botti, Candy Dulfer, Keiko Matsui, Brian Mcknight, Jesse Cook, Elliott Yamin, Michael Lington y Brian Simpson.

El primero en aparecer en la clausura del festival fue el saxofonista Kenny G, quien tras los primeros acordes ejecutó una larga nota dejando sorprendidos a los asistentes que lo vieron aparecer entre el público, mientras se dirigía hacia el escenario.

Durante más de una hora Kenny G hizo un repaso por sus grandes éxitos, entre ellos “Silhouette”, “The Moment”, “Forever In Love”, “Songbird” y “Havana”.

Un momento especial se vivió cuando habló en español para agradecer a los asistentes, a quienes dedicó la interpretación de “Sabor a mí”, del autor mexicano Álvaro Carrillo.

Durante un breve receso, el saxofonista ganador de un Grammy aprovechó para convivir con sus seguidores y firmar autógrafos.

El espectáculo musical continúo con George Benson, encargado de poner el broche de oro del Cancún Jazz Festival.

El guitarrista, cantante y compositor mantuvo al público al filo de la silla, que no dejaba de mover los pies al ritmo de las trompetas, tambores, guitarras y el saxofón mientras daban vida a sus éxitos de jazz, funk y soul.

Benson, poseedor de 10 premios Grammy, incluyó en su presentación su propio homenaje al guitarrista y compositor mexicano Carlos Santana, interpretando “Oye cómo va”.

George Benson y Kenny G compartieron el escenario por unos pocos minutos, tiempo suficiente para que los turistas se llevaran un momento inolvidable de su estancia en el Caribe mexicano.

EFE