MÉXICO.- Un equipo de investigadores de la Clínica Mayo desarrolló un nuevo tipo de nanopartícula que encoge los tumores del cáncer de mama y evita la recurrencia del mal reclutando a todo el sistema inmunitario, informó hoy la institución médica estadounidense en un comunicado divulgado en Ciudad de México.

En un estudio publicado recientemente en la revista Nature Nanotechnology el equipo observó una reducción de 70 % a 80 % en el tamaño de los tumores en ratones a los que se les inyectó la nanopartícula, señaló el texto.

Lo más importante fue que los ratones tratados mostraron resistencia a la futura recurrencia del tumor, incluso después de exponerlos a células cancerosas un mes más tarde.

Los resultados muestran que la nanopartícula provocó potentes respuestas inmunológicas contra el tumor del cáncer de mama HER2 positivo, que crece agresivamente y se disemina más rápido que otros tumores.

“En este estudio prototipo, fue asombroso descubrir que los animales tratados con estas nanopartículas mostraron un efecto duradero contra el cáncer”, comentó la doctora Betty Kim, investigadora principal del estudio, neurocirujana y neurocientífica especializada en tumores cerebrales de la sede de la Clínica Mayo en Florida.

Expuso que a diferencia de las inmunoterapias anticancerígenas existentes que apuntan solo hacia una parte del sistema inmunitario, “este nanomaterial creado a medida se involucró activamente con todo el sistema para eliminar a las células cancerosas, lo que dio pie a que el cuerpo cree su propio sistema de recordación para minimizar la recurrencia”.

“Estas nanomedicinas pueden ampliarse para atacar diferentes tipos de cáncer y otras enfermedades de los humanos, incluidos trastornos neurodegenerativos y neurovasculares”, abundó.

La nanopartícula está recubierta de anticuerpos que apuntan contra el receptor del HER2, molécula común que se encuentra en 40 % del cáncer de mama.

Las moléculas adheridas a la nanopartícula aceleran a las células encargadas de la limpieza del cuerpo, conocidas como macrófagos y fagocitos, pertenecientes al sistema inmunitario. El diseño de la nanopartícula provoca la presencia de un gran número de estas células que se deshacen de las células cancerosas.

Luego, estas células de limpieza pueden informar sobre las células cancerosas a las altamente especializadas células T del sistema inmunitario a fin de que ayuden a erradicar a las células cancerosas restantes, y simultáneamente mantienen el recuerdo de esas células para evitar la recurrencia del cáncer.

EFE

GINEBRA.- La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo hoy que ha empezado a trabajar estrechamente con el Gobierno de Sierra Leona para prevenir la propagación de enfermedades infecciosas, como la malaria o el cólera, tras las inundaciones y deslizamientos de tierra de la semana pasada en la capital.

Al mismo tiempo se sigue coordinando con otras entidades de ayuda presentes en ese país la atención médica de heridos y desplazados, así como la ayuda psicológica a los supervivientes.

En los últimos días se ha elevado a medio millar el número de muertos por los desastres registrados en distintas áreas de Freetown y de su periferia, como consecuencia de las fuertes lluvias.

Además, cientos de personas siguen consideradas desaparecidas y miles de familias han perdido sus hogares y ahora se encuentran desplazadas.

Las inundaciones y avalanchas de lodo causaron graves daños a diversas instalaciones de suministro de agua y saneamiento, lo que expone a los residentes en las áreas afectadas a brotes epidémicos.

Ante este riesgo, las autoridades sanitarias han iniciado la distribución de paquetes para el tratamiento del cólera, que incluyen test de diagnóstico, así como la formación del personal sanitario para que reconozca rápidamente los síntomas de las enfermedades que representan un riesgo.

EFE

MÉXICO.- Varias cremas y aceites elaborados a base de cannabidiol (CBD) son publicitados en la feria de la cannabis de América Expoweed 2017, al tiempo que el Gobierno del Estado de México reparte por primera vez tratamiento a 11 pacientes con enfermedades graves como epilepsia o cáncer.

La legislación mexicana no permite todavía su venta pero sí la importación, mientras la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) trabaja en los marcos regulatorios que amparen este tipo de tratamientos.

En abril pasado, la Cámara de Diputados aprobó el uso medicinal de la cannabis para tratar enfermedades, permitiendo así la investigación clínica para nuevos tratamientos.

Empiezan a proliferar los fabricantes. Uno de ellos es Cannaohm, una de las primeras empresas mexicanas en elaborar productos a base de CBD, una de las moléculas más poderosas presentes en la cannabis.

Su director, Jiangsu Wongpec, explica a Efe los diferentes aceites sublinguales próximamente disponibles “para diferentes padecimientos y necesidades del público”.

La empresa producirá y distribuirá tratamientos diversos para diferentes tipos de dolencias.

Disponen de aceites con grandes concentraciones de CBD y tetrahidrocannabinol (THC), también un potente psicoactivo de la cannabis, “para diagnósticos más graves” como casos de Parkinson grave o epilepsia.

Para casos menos graves, “muy probablemente no se necesite una receta médica”, considera Wongpec. Estos se reservarán para el uso preventivo en molestias menores como los dolores musculares, estrés o tensión.

El ejecutivo confía en que el uso de estos productos derive en una progresión ideológica y social, y poco a poco se convierta en algo cotidiano, “parte del estilo de vida”.

Actualmente, la empresa espera de que Cofepris “establezca las reglas del juego” antes de entrar al mercado. Tanto es así que ninguna compañía obtuvo autorización en la propia Expoweed, que se realiza del 18 al 20 de agosto en Ciudad de México, para mostrar físicamente sus productos al público.

Por su parte, HempMeds México, subsidiaria de Medical Marijuana, empresa estadounidense, fue seleccionada por el Gobierno del central Estado de México para distribuir aceite, haciéndose entrega a 11 pacientes graves.

El producto que les será administrado es el RSHO-X de 5.000 miligramos, que presenta una concentración de CBD equivalente a 7 %, de acuerdo con HempMeds. El aceite obtuvo la autorización previa de Cofepris para que fuera entregado a los pacientes.

“Cumple con las regulaciones nacionales e internacionales al ser seguro y eficaz”, afirma la empresa en un comunicado.

Este producto ha demostrado su efectividad en el tratamiento del síndrome Lennox-Gastaut, un tipo de epilepsia. Según investigaciones realizadas en México, 84 % de los pacientes tratados con este medicamento logró disminuir de manera significativa las crisis epilépticas.

El mayor logro registrado es que 17 % de los pacientes alcanzó el control completo de todas las crisis durante cuatro meses continuos.

Mayela Benavides, madre de Graciela Elizalde, niña que sufre dicho síndrome, confirmó a Efe las ventajas que ha experimentado con el tratamiento. Previamente, “Grace” pasó por “más de 20 anticonvulsivos y una cirugía” sin éxito alguno.

Ahora, la niña “se encuentra en su mejor etapa” al no presentar ya casi episodios epilépticos.

Aunque recientemente la menor experimentó algunos pequeños problemas, “ya vuelve a sonreír” y “está más conectada que nunca con su alrededor”, reconoce su madre.

“A otros pacientes que han iniciado con este tipo de tratamiento les ha ido muy bien”, agrega.

Muchos de ellos casi han controlado sus episodios al 100 % y otros en 80 %.

“La epilepsia no se cura pero sí se controla”, asevera la directora de la fundación “Por Grace”, dedicada a crear consciencia de los beneficios medicinales de la cannabis.

Continúa así la normalización gradual del uso de los componentes químicos de la planta con fines medicinales.

“Ahora sí que la evidencia ganó al tabú”, concluye la madre con ojos llorosos, celebrando la mejoría de su hija y de un sistema sanitario cada vez más abierto.

EFE/SPLL