GINEBRA.- Si se lograse que el 50 por ciento de los recién nacidos se nutriesen exclusivamente hasta los seis meses de la leche materna, se podría salvar la vida a 823.000 niños y a 20.000 mujeres cada año, y se podrían ahorrar más de 300.000 millones de dólares anuales, según instituciones internacionales.

Estas son algunas de las conclusiones incluidas en un estudio efectuado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), Unicef y la ONG Global Breastfeeding Collective, que se presentó hoy al dar comienzo a la Semana Mundial sobre Lactancia Materna.

El informe reconoce que ningún país en el mundo cumple con los estándares recomendados por la OMS y Unicef sobre lactancia materna, y que solo algunos lo hacen de forma parcial.

La principal recomendación es que los recién nacidos se alimenten exclusivamente de leche materna hasta los seis meses.

El informe revela que de 194 naciones estudiadas, sólo 23 tienen tasas de lactancia exclusiva hasta los seis meses de más de un 60 % y que sólo el 40 % de los niños de 24 semanas amamantan de forma exclusiva.

En 2012 se estableció el objetivo de que antes de 2025 el 50 % de los niños de menos de seis meses se alimenten exclusivamente con la leche de su madre.

Para ello es necesaria una inversión de 4,70 dólares por recién nacido, según el estudio, que revela que, si el objetivo se lograse, se podría salvar la vida anualmente a 823.000 niños de menos de cinco años y de 20.000 mujeres.

Adicionalmente, se podría ahorrar hasta 300.000 millones de dólares gracias a la reducción del gasto sanitario, porque el nivel de enfermedades caería y crecería la productividad.

“La lactancia materna es una de las inversiones más efectivas que existen. Incrementa la salud de las madres y de los niños de forma clara, por lo que se reduce drásticamente el gasto sanitario porque crecen niños sanos que contribuirán al desarrollo del país”, afirmó en una teleconferencia la directora ejecutiva de la ONG 1000 días, Lucy Sullivan, que participó en el informe.

“Hay cientos de estudios que demuestran y confirman la causalidad directa entre la lactancia materna y la salud de madres y niños”, afirmó a su vez el experto en Nutrición, Salud y Desarrollo de la OMS, Laurence Grummer-Strawn.

Así, el estudio indica que la lactancia podría evitar hasta 20.000 casos de muertes por cáncer de mama.

Además, recuerda que la lactancia materna está relacionada con un aumento de entre 3 y 4 puntos en el coeficiente intelectual y que reduce el riesgo de contraer enfermedades no transmisibles, además de rebajar el riesgo de obesidad.

EFE

MÉXICO.- El desconocimiento y la creencia de que la donación de médula ósea resulta un proceso doloroso impiden que haya un mayor número de donadores altruistas que ayuden a salvar miles de vidas, asegura el doctor Sergio Ulloa.

“Lamentablemente se tiene la creencia de que donar médula ósea es un proceso muy peligroso y doloroso, cuando en realidad es algo tan sencillo como donar sangre”, explica en entrevista con Efe el doctor y presidente del consejo consultivo de la Fundación Comparte Vida, Sergio Ulloa.

Un trasplante de médula ósea es un procedimiento que reemplaza las células madre defectuosas de la médula ósea de una persona y se utiliza para tratar enfermedades como leucemia, talasemias, anemias, mieloma múltiple y otras como el cáncer de los ganglios linfáticos.

El doctor explica que la falta de conocimiento no se limita solamente a los potenciales donadores, sino a la sociedad en conjunto e, incluso, a los responsables de las instituciones de salud.

“El propio sistema médico no tiene conocimiento adecuado para explicar a los probables donadores que esto es un procedimiento rápido, que no pone en riesgo nada, que es prácticamente indoloro y que del otro lado está un sujeto que, al recibir la ayuda, va a vivir”, agregó.

EFE

GUADALAJARA.- Uno de cada tres pacientes diabéticos desarrollan retinopatía, una enfermedad silenciosa que puede causar ceguera, pero es poco conocida por los médicos de las instituciones de salud pública, señalan especialistas mexicanos.

Una persona con diabetes tarda entre cinco y 15 años en desarrollar esta complicación, según los cuidados y el control clínico que mantenga, pero en la mitad de los casos no es diagnosticada a tiempo por el médico general, dice a Efe Francisco Nava, cirujano miembro del Consejo Mexicano de Oftalmología.

La retinopatía diabética es la tercera causa de ceguera irreversible en el mundo. Se caracteriza por una pérdida paulatina de visión debida al deterioro causado en los vasos sanguíneos de la retina por los elevados niveles de glucosa.

Nava, cirujano oftalmólogo con subespecialidad en Órbita, Párpados y Vías Lagrimales, afirma que esta enfermedad “no es muy conocida” por los médicos de primer nivel encargados de dar atención y seguimiento a pacientes diabéticos, sobre todo los que atienden en instituciones públicas.

Afirma que los profesionales de la salud “deben reeducarse” para identificar las complicaciones oculares pues durante las citas de revisión con el paciente “se preocupan por la filtración renal o cómo está el pie, pero olvidan derivarlos con un oftalmólogo”.

Las revisiones cada seis meses evitan que avance y se presenten complicaciones como la formación del edema macular, que causa ceguera irreversible, recalca el especialista.

El edema es causado por coágulos en el interior del ojo que hacen que el paciente perciba los objetos distorsionados, “como si estuviera viendo a través de agua”, explica.

También es común que la persona vea las líneas rectas con “ondulaciones o colores menos nítidos”, y en los casos con daño más avanzado “es posible que perciba manchas negras en su campo de visión”, agrega.

Aunque la retinopatía no es curable sí se puede revertir su progresión mediante un tratamiento de inyección de fármacos antiangiogénicos, que regulan la formación de los vasos sanguíneos dentro del ojo.

 EFE