GINEBRA.- La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo hoy que ha empezado a trabajar estrechamente con el Gobierno de Sierra Leona para prevenir la propagación de enfermedades infecciosas, como la malaria o el cólera, tras las inundaciones y deslizamientos de tierra de la semana pasada en la capital.

Al mismo tiempo se sigue coordinando con otras entidades de ayuda presentes en ese país la atención médica de heridos y desplazados, así como la ayuda psicológica a los supervivientes.

En los últimos días se ha elevado a medio millar el número de muertos por los desastres registrados en distintas áreas de Freetown y de su periferia, como consecuencia de las fuertes lluvias.

Además, cientos de personas siguen consideradas desaparecidas y miles de familias han perdido sus hogares y ahora se encuentran desplazadas.

Las inundaciones y avalanchas de lodo causaron graves daños a diversas instalaciones de suministro de agua y saneamiento, lo que expone a los residentes en las áreas afectadas a brotes epidémicos.

Ante este riesgo, las autoridades sanitarias han iniciado la distribución de paquetes para el tratamiento del cólera, que incluyen test de diagnóstico, así como la formación del personal sanitario para que reconozca rápidamente los síntomas de las enfermedades que representan un riesgo.

EFE