El Callao.- Con la corriente de agua totalmente paralizada al obstruirse el normal curso de la corriente, el río Yuruari registra un bajo nivel que ha permitido la reaparición de grandes tramos secos y la reproducción de la bora en el agua estancada.  

Con esta situación y el agua estancada pueden seguir aumentando los casos de dengue y paludismo”, afirmó Rogelio Duarte quien, como muchos habitantes de la zona, ha notado que el río ya no tiene su cauce normal, debido a la contención realizada a la altura de la torre toma de la planta de tratamiento “Puente Blanco”, con lo cual se garantiza la captación suficiente de agua para suministrarle a El Callao y Guasipati.
 
Esto también ha permitido que se reinstalen diferentes puntos para el trabajo de la minería en pleno río, donde personas de la localidad buscan probar suertes y conseguir al menos un punto de oro.