Edgar Acosta, habitante del sector Quebrada Onda en la vía a El Pao, denunció irregularidades en una jornada de Mercal que realizaron en su comunidad.

 

Indicó que en el operativo se vendería una bolsa de alimentos por Bs. 9.982, pero a la hora de hacer la compra se les obligaba a adquirir un jugo de 370 cm3 por Bs. 1.800.

 

Acosta señaló que muchos se quejaron de la situación y el supervisor de la distribuidora de alimentos “apoyaba la sinvergüenzura”.

 

Precisó que en su caso, él solo percibe de ingreso la pensión y que no tenía para comprar el jugo, además dijo que es diabético y no puede tomar esas bebidas pasteurizadas. Precisó que con ese dinero “pudo haber comprado dos kilos de sardina”.

 

“Gracias a un amigo que me prestó fue que pude comprar la bolsa”, dijo.

 

Rechazó que en las comunidades se presenten este tipo de situaciones y más con el aval de sus propios vecinos y funcionarios. Solicitó a Mercal investigar este hecho.

-