La directora del centro médico estima que el Ivss culmine los trabajos en un mes y medio.

Uyapar

El Hospital Uyapar, ubicado en Puerto Ordaz, realiza trabajos en el área de emergencia para ampliar los espacios y así tener capacidad de atender a más personas.

Yanitza Rodríguez, directora de la institución, informa que la mejora está a cargo del Instituto Venezolano de Seguros Sociales (Ivss).

Estima que dentro de un mes y medio estén listas las remodelaciones que incluirán habitaciones, baños y zona de descanso para el personal médico.

“Este es un trabajo que realiza el Seguro Social muy rápido, esperamos rehabilitar toda el área de emergencias pronto”, agrega.

Actualmente el centro atiende entre 200 y 300 pacientes diarios entre las áreas de emergencia y electiva; con esta ampliación esperan una cifra mayor.

La actual sala de emergencias tiene dos unidades de terapia intensiva -afirma Rodríguez- una es para adultos y la otra pediátrica.

“A veces llegamos a cinco mil cirugías entre electivas y de emergencia al mes”, precisa.

Apoyo de empresas

Durante las ampliaciones, el Uyapar ha recibido apoyo por parte de las Empresas Básicas como la Siderúrgica del Orinoco (Sidor) y Venalum.

Estas contribuyen con el mejoramiento de instalaciones y donación de equipos e insumos.

En cuanto a herramientas médicas, donaron equipos de laparoscopia y artroscopia, así como  también medicinas e insumos quirúrgicos al hospital.

En alianza con Sidor, los especialistas han realizado múltiples jornadas médicas para realizar intervenciones a los pacientes.

No obstante aún presentan deficiencia en cuanto a la movilización, pues el Uyapar tiene una sola ambulancia y una camioneta con la que hacen las diligencias de traslado de insumos.

Respecto a esto, Rodríguez asegura que Venalum donó seis cauchos para reactivar las unidades de transporte.

“Agradecemos el apoyo recibido por parte de las Empresas Básicas para que la institución siga funcionando”, puntualiza.

Personal

Según la directora del Hospital Uyapar la institución cuenta con 900 personas entre médicos especialistas y residentes, bioanalistas, enfermeros, camilleros, farmacia y administrativo.

En el Hospital Dr. Raúl Leoni no hay antibióticos, antihipertensivos, analgésicos ni aparato de electrocardiograma. Falta serología en banco de sangre, reactivos para exámenes básicos de laboratorio, y “de ocho quirófanos, funcionan irregularmente solo tres”.

El doctor Luis Valera confirmó el aumento de índices de mortalidad y morbilidad en centro asistencial por la falta de insumos y medicamentos

No son todas las fallas, pero fueron las más resaltantes que apuntaron los médicos de esta institución, en una carta que entregaron este viernes al Ministerio Público (MP), “para que se restablezca el derecho a la salud de la población” que acude a este centro de salud, ubicado en el sector Guaiparo, en San Félix, y que atiende a personas de todo el suroriente del país.

Recurrieron a esta medida cansados de no recibir respuestas. Hace siete meses denunciaron la precariedad en la que está sumido el hospital que administra el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS). Nunca recibieron respuesta.

“Estamos mucho peor que el año pasado”, afirmaron los galenos en una asamblea sostenida este viernes en la mañana en la planta baja del módulo administrativo. Señalaron que los tres quirófanos activos “no están aptos ni para emergencias, porque están llenos de moscas y se están limpiando con agua, solamente, porque no tenemos ni desinfectantes”.

Doctores de todas las especialidades coincidieron en que el centro asistencial está en un cierre técnico, pues la carencia de medicinas e insumos es tan grave que, en la mayoría de ocasiones, “estamos ahí pero no podemos hacer nada porque no tenemos con qué trabajar”.  

Incremento de muertes

Los galenos aprobaron en la asamblea entregar el documento ante el MP, desde donde les indicaron que será el próximo martes cuando asignarán un fiscal que investigue las condiciones en las que el Estado pretende mantener operativo el único hospital público de San Félix.

Luis Valera, médico y delegado gremial, indicó que por la falta de equipamiento “ha habido un aumento de los índices de mortalidad a nivel general”, confirmando empíricamente lo que reportó el Boletín Epidemiológico publicado por el Ministerio de Salud hasta diciembre de 2016.

  asamblea
La decisión de solicitar la intervención del Ministerio Público fue aprobada en asamblea de médicos en el Hospital Dr. Raúl Leoni este viernes | Foto Oriana Faoro
 

“Una de las muestras del fracaso de la atención primaria son las muertes maternas”, que se incrementaron en 30 por ciento en todo el país con respecto a 2015. “Hemos tenido muertes por falta de antibióticos para el pos operatorio de una cesárea, o pacientes que hay que hacerles una histerectomía para salvarles la vida”.

Por otra parte, aseguró que hacen seis amputaciones al mes de pacientes diabéticos que “no tienen las condiciones mínimas en atención primaria para prevenirle pie diabético. Vienen con infección severa y aquí no hay antibióticos”, por lo que cercenan la extremidad.

“En el servicio de rehidratación de pediatría se me mueren dos y tres pacientes desnutridos diarios… ¿Qué vamos a seguir esperando?”, cuestionó la pediatra Dorka Lyon para apoyar la solicitud ante Fiscalía, que también se consignará ante la Defensoría del Pueblo y, probablemente, ante tribunales.

Así mismo, una especialista puntualizó que actualmente hay 100 bolsas de sangre sin poder utilizar porque no hay serología disponible. “Antes podíamos hacer intercambios con otros centros de salud (para adquirir reactivos) pero la nueva directora prohibió eso”. En consecuencia, no se pueden hacer transfusiones de sangre o plasma en el hospital.

 

ComillasAMARILLASEn el servicio de rehidratación de pediatría se me mueren dos y tres pacientes desnutridos diarios (por falta de medicamentos para estabilizarles)”. Dra. Dorka Lyon, pediatrabarra ama650

 

La escasez de medicamentos e insumos médico quirúrgicos ha sido denuncia recurrente a nivel nacional entre distintos gremios del sector desde el año 2014, con índices que han oscilado entre 70 y 90%.

Para 2017, la Asamblea Nacional ha solicitado al Ejecutivo abrir un canal humanitario para permitir la llegada de ayuda internacional y así impedir la continuidad de escenarios como los que plantearon este viernes los médicos del Hospital Dr. Raúl Leoni. El presidente Nicolás Maduro sigue negando la posibilidad. 

En asamblea permanente

En la reunión de médicos este viernes, los galenos decidieron declararse en asamblea permanente para hacer seguimiento a la denuncia hecha en el MP, y para seguir perfilando las acciones de lucha que permitan establecer responsabilidades. “A veces la gente piensa que nosotros somos cómplices de lo que pasa aquí, pero no. Nosotros, pese a todo, venimos a trabajar”, sostuvo una doctora en la asamblea, sin revelar su nombre.

Además, acordaron nuevamente suspender las cirugías electivas y limitar las consultas por un espacio de 15 días, en el que atenderán las más importantes, y explicarán a los pacientes la magnitud de la crisis, “porque nosotros no hacemos nada con ver a un paciente que luego se remite a cirugía, pero no hay con qué operarlo”.

 

Han aumentado las amputaciones por casos de pie diabético ante falta de antibióticos para controlar infecciones avanzadas.barra ama650

 

El doctor Valera recordó que el hospital está intervenido por el IVSS desde hace dos meses, pero no ha habido resultados desde esa medida. La nueva directora del centro de salud, María Gabriela Blanco, quien tiene menos de 60 días, no fue a la asamblea de este viernes y tampoco ha representado mejoras para el recinto.

Los galenos esperan que con las recientes declaraciones de la fiscal general Luisa Ortega Díaz y el accionar del MP en los últimos días, haya una investigación responsable y transparente sobre lo que ocurre en el Hospital Dr. Raúl Leoni.

El mercado de Unare tiene un nuevo foco de insalubridad. Una cloaca desbordada y a medio reparar afecta a los 16 puestos del área de pescadería. 64 trabajadores tienen nueve días sin trabajar por culpa de la putrefacción.

Los malos olores generan condiciones insalubres para el trabajo de 16 locatarios del área de pescadería

Freddy Rodríguez, locatario de un puesto, aseguró que han cancelado sus pedidos y las pérdidas han sido cuantiosas. “Yo trabajo aquí desde que se fundó el mercado y esa cloaca se ha desbordado ya como 15 veces, pero ahora no ha venido el camión (vacuum) de la Alcaldía a chuparse esa agua y nos tienen en esa pudrición”.

Los pescaderos decidieron cerrar, pese a las pérdidas, para presionar por la reparación. Además, cerraron el mercado totalmente durante tres horas este 16 de mayo, hasta que llegó el director de mercados de la Alcaldía de Caroní, quien se comprometió a solucionar el problema.

Autogestión saboteada

Julio Moya, trabajador de un puesto en pescadería, aseguró que entre todos hicieron una colecta de 1 millón de bolívares para reparar por su cuenta el bote de aguas negras, pero los delegados encargados de administrar los recursos no dan la cara sobre la tardanza en la ejecución de los recursos.

“Ellos nos dicen que ya va, que ya va… Vinieron, rompieron eso (el piso) y dejaron eso así”, explicó, mientras que Rodríguez apuntó que no se puede avanzar en el trabajo de sustitución de la tubería “porque no ha venido el camión a chuparse esa agua”, que corre como un riachuelo bajo el concreto pulido del piso del área de pescadería.

Se intentó hablar con la nueva administradora del mercado, en la oficina de administración, pero no fue posible. La nueva encargada no asistió al llamado de la prensa, a pesar de estar en el mercado.

Basura

     

Hacia las 9:00 de la mañana, un camión de la Alcaldía de Caroní se acercó a recoger los montones de basura apilados en el mercado de Unare. “Vinieron porque, como se cerró el mercado esta mañana, vino el director (de mercados municipales) y mandó el camión, pero ya tenían desde el viernes sin venir”, según un trabajador de limpieza.

La cloaca desbordada hace juego con la acumulación de basura de este mercado municipal. Los pescaderos rechazaron que “a parte que nos calamos el mosquero de ese basurero y los gusanos, ahora tenemos eso ahí. Así no se puede trabajar”.

Sin embargo, el trabajador de limpieza consultado aseguró que la cloaca reventó “porque esa gente (pescadería) lanza todo por ahí abajo, tripas, toda broma… Por eso es que colapsa” la tubería.

Los pescaderos alegan que deben hacerlo así porque, ante la falta de frecuencia del camión de basura, “no podemos dejar ahí el desecho del pescado, que huele muy mal”.

El resto de locatarios del mercado de Unare sigue trabajando pese al desbordamiento de la cloaca en el área de pescadería.

El destape de la cañería o la recolección periódica de la basura no son las únicas deudas municipales. En el 2014, la Alcaldía de Caroní prometió remodelar el mercado municipal de Unare y hacer un nuevo módulo que dejó, apenas, en el movimiento de tierra. Los locatarios esperan respuestas.

Ciudad Guayana despertó este miércoles con al menos 10 estaciones de servicio cerradas por falta de combustible, de las 36 que hay en la urbe. A lo largo de la mañana, algunas recibieron suministro, mientras otras permanecían a la espera de una gandola de gasolina.

Algunas estaciones de servicios estaban cerradas a la espera de suministro. Al mediodía, Adegas confirmaba al menos 4 bombas sin combustible. Esta está ubicada en Dalla Costa

El presidente de la Asociación de Gasolineros de Ciudad Guayana, Pedro Calcaño, explicó que las gandolas han llegado en los últimos días con retraso, pero dijo desconocer la causa. “Llega lo que se pide, según la programación, pero atrasado. No sabemos por qué. Eso más el nerviosismo de la gente al ver estaciones cerradas y con colas motiva más colas”, expresó.

En su propio espacio de trabajo, la estación de servicio Roraima -en la avenida Guayana- se mantenía cerrada al público a la espera del suministro. “Me confirmaron que llegaban hoy dos gandolas, pero no han llegado en la mañana aún”, dijo cerca del mediodía.

Olga Ramos, ama de casa, contó que al salir de casa a llevar a sus hijos al colegio no pudo surtir en la estación de servicio Las Américas que queda en su ruta, pues estaba cerrada. “Otra vez nos complican la vida con la gasolina. Anoche había colas por las bombas que pasé, pero no imaginé que en la mañana no pudiera surtir de inmediato”, señaló. Finalmente, surtió en una estación del Paseo Caroní.

Josué Guevara, residenciado en San Félix, contó que a pesar de tener medio tanque de gasolina optó por surtir “por si acaso”. “En este país, hoy estamos mal y mañana peor, así que es mejor ser previsivo”, expuso.

Aunque las colas son cortas respecto de las fallas que se han registrado en meses previos, los trabajadores de las estaciones advierten la anomalía. “Solo está llegando gasolina de 91 octanos y una sola por día. Eso es insuficiente, no alcanza para cubrir el día de trabajo”, protestó un bombero, que prefirió no identificarse.

En San Félix, la estación de servicio Santa Inés estaba cerrada, mientras que la estación Borges surtía con una larga cola que fluía rápidamente.

El bajo despacho, de una gandola diaria en promedio, fue confirmado por un gerente de una estación de servicio que precisó que el surtido de uno solo de estos vehículos alcanza para abastecer continuamente durante alrededor de seis horas. “La producción nacional de combustible descendió hace tiempo, el Gobierno no ha podido elevarla, pero tampoco importa oportunamente, esa es la causa de la falla que no va a parar”, aseguró el administrador, que pidió mantener su nombre en reserva.

En esta percepción coincidieron los empresarios del ramo.

Gasolinera2

En la estación de servicio Borges en San Félix, había cola pero avanzaba rápidamente

Fallas en retrospectiva

Desde octubre de 2016, las fallas en el abastecimiento de combustible se han vuelto recurrentes. La estatal Petróleos de Venezuela S.A. (Pdvsa) atribuyó las fallas en el suministro, en octubre, al paso del fenómeno natural “Matthew” por las costas venezolanas. Sobre la segunda contingencia, en noviembre de 2016, no hubo versión oficial.

Ese mes, Iván Freites, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores Petroleros y Gasíferos de Falcón y secretario de Profesionales y Técnicos de la Federación de Trabajadores Petroleros de Venezuela, explicó que las fallas en la distribución se debían a la baja producción.

El consumo nacional es de 260 mil barriles de gasolina y 210 mil barriles de gasoil diarios, precisó el dirigente, mientras que la capacidad instalada para procesar gasolina en el país es de un millón 300 mil barriles. “Pero en la actualidad solo se están procesando 450 mil barriles. De estos, 90 mil son de gasolina y 130 mil son de gasoil. Se debería estar importando el resto, pero no se hace por la falta de liquidez”, aseguró en esa ocasión.

En el primer trimestre de este año, también se formaron largas colas a las afueras de las estaciones de servicio, pues algunas cerraron por déficit, pero tampoco hubo

Este viernes en el sector de Mare Abajo del estado Vargas, vecinos de la Misión Vivienda realizaron una manifestación por la falta de alimentos en la entidad costera.

vargas.jpg

El diario “La Verdad de Vargas” reseñó a través de su cuenta de Twitter que el equipo antimotín de Polivargas dispersó la concentración con perdigones al aire.

El medio de comunicación logró obtener declaraciones de las familias de Mare Abajo, quienes denunciaron que para este viernes se contabilizan 48 días desde que no reciben suministros de la canasta básica.