Zona rural carece de transporte público.

El sector La Sabanita, ubicada en el Kilómetro 18, vía a Upata, clama por tener medios de transportes dignos y prestos a la comunidad en horarios flexibles por lo lejano de esta zona.

Vecinos de La Sabanita solicitan apoyo (Wilfredo Álvarez)

 

Luis Vargas, vocero de la comunidad rural, denuncia que luego de habilitarse -hace cuatro meses- una unidad de Tucaroní en beneficio de más de 1600 familias de ese sector, fue retirada de la ruta.

 

“Hacemos un llamado para que nuevamente nos otorguen al menos una unidad para movilizarnos, porque la mayoría de las personas de esta zona tienen que trabajar y estudiar para San Félix”, expresa Vargas.

Aseguran que los encargados de recoger los desechos están al tanto de la situación, pero no hacen nada para resolver.

Fetidez espanta clientes en terminal

La acumulación de desechos en áreas adyacentes a la terminal de pasajeros afecta a los adjudicatarios de locales dedicados a la venta de comida.

Los perjudicados señalaron que la inseguridad y el deterioro del asfaltado interno, son otras de las dificultades que también causan daños.

Ángela Rengel -arrendataria- explicó que los espacios convirtieron en un verdadero vertedero.

Lo que más llama la atención de los pequeños comerciantes, es que la cantidad de desechos se encuentran regados en los espacios de la Fundación Yocoima, institución encargada de la recolección.

“No se justifica que nosotros pasemos por esta de insalubridad. Quienes trabajamos con la venta de comida no podemos  continuar sufriendo este tipo de problemas; de manera pacífica solicitamos que se efectúe el respectivo saneamiento”, instó la denunciante.

Demandan saneamiento

Producto de la acumulación de basura en el terreno de la fundación, proliferan las moscas, cucarachas y roedores, afirmó Yoleida Delgado, otra adjudicataria.

Aseguró que el ambiente incide en las ventas diarias y los malos olores se mantienen en toda esa área, “a pesar de que han hecho el llamado a los representantes de la terminal y Fundación Yocoima”, repitió.

Quienes trabajan en el área esperan que las autoridades inicien el proceso de saneamiento donde se halla la basura amontonada desde hace varias semanas, manifestó Fanny Mota.

“Como está la situación país, no es recomendable que los desperdicios permanezcan mucho tiempo regados en espacios públicos, porque no hay antibióticos para combatir enfermedades”, resaltó.

Mota refiere que sus ventas bajaron “y los clientes comentan que están expuestos a padecer cualquier infección, por la cantidad de moscas”.

Sin resguardo policial

Simón Calzadilla por su parte aprovechó para informar que  a partir de las 5:00 de la tarde, las instalaciones de la terminal quedan sin resguardo policial; “es una falla que tiene que corregirse, debido a que el hampa hace de las suyas”.

En horas nocturnas no se observa ningún policía, situación que aprovechan los malandros para cometer sus fechorías contra  quienes se encuentran o pasen por el lugar.

Los vendedores esperan que esta vez si atiendan sus peticiones.

Trabajadora del gimnasio Structura Fitness informó disminución de usuarios por problemas.

Adyacencias del mercado El Gallo, San Félix, están llenas de basura y con desbordamientos de aguas negras.

El Gallo

 

José Sánchez, trabajador, informa que desde hace más de nueve meses no han tenido atención al problema.

 

Respecto al desbordamiento de aguas blancas que afecta la vialidad, Sánchez indica que han tenido que rellenar con escombros de concreto para solucionar.

 

“Antes estaba peor, los vehículos no podían pasar por los huecos”, recuerda.

 

Wilmary Carvajal, trabajadora del gimnasio Structura Fitness, manifiesta que estos problemas perjudican al negocio.

 

Cuenta que el olor putrefacto ingresa constantemente a las instalaciones, lo que genera incomodidad en las personas que asisten al centro de ejercicios.

 

“Esto se la pasa lleno de basura porque no pasan los camiones recolectores, entonces entra el olor y las moscas”, critica.

 

De igual forma, asegura que el sitio ha sido atacado en múltiples ocasiones por delincuentes y ya van cinco robos a mano armada en lo que va de año.

 

“Mayormente ingresan entre las 10:00 de la mañana y 12:00 del medio día”, denuncia.

 

Finalmente, sostiene que esto ha provocado la disminución de usuarios y solicita a entes de seguridad patrullaje por la zona para reducir los actos delictivos.

Este viernes en el sector de Mare Abajo del estado Vargas, vecinos de la Misión Vivienda realizaron una manifestación por la falta de alimentos en la entidad costera.

vargas.jpg

El diario “La Verdad de Vargas” reseñó a través de su cuenta de Twitter que el equipo antimotín de Polivargas dispersó la concentración con perdigones al aire.

El medio de comunicación logró obtener declaraciones de las familias de Mare Abajo, quienes denunciaron que para este viernes se contabilizan 48 días desde que no reciben suministros de la canasta básica.

El Callao.- Con la corriente de agua totalmente paralizada al obstruirse el normal curso de la corriente, el río Yuruari registra un bajo nivel que ha permitido la reaparición de grandes tramos secos y la reproducción de la bora en el agua estancada.  

Con esta situación y el agua estancada pueden seguir aumentando los casos de dengue y paludismo”, afirmó Rogelio Duarte quien, como muchos habitantes de la zona, ha notado que el río ya no tiene su cauce normal, debido a la contención realizada a la altura de la torre toma de la planta de tratamiento “Puente Blanco”, con lo cual se garantiza la captación suficiente de agua para suministrarle a El Callao y Guasipati.
 
Esto también ha permitido que se reinstalen diferentes puntos para el trabajo de la minería en pleno río, donde personas de la localidad buscan probar suertes y conseguir al menos un punto de oro.