Holanda derrotó, este viernes, con marcador de 2-0 a la actual campeona del mundo, Francia, en la Liga de las Naciones de la UEFA para decretar el descenso de Alemania en el nuevo torneo.

El volante Georginio Wijnaldum anotó el primer gol holandés poco antes del descanso y el extremo Memphis Depay marcó el segundo con una audaz definición de penal en los descuentos.

La victoria dejó a la “Naranja Mecánica” a un punto detrás de Francia en el Grupo uno de la Liga A. Con una jornada pendiente, Holanda podría quedar primero en la llave si el lunes supera a los teutones en Gelsenkirchen. Los ganadores de los grupos de la Liga A avanzan al “Final Four” del certamen que se disputará a mediados del año próximo.

Holanda, que no se clasificó para el Mundial que se jugó en Rusia, mereció ganar con un marcador amplio ante una Francia mermada por lesiones. El técnico Didier Deschamps echó de menos en Rotterdam a Paul Pogba, Anthony Martial, Benjamin Mendy, Lucas Hernandez y Thomas Lemar, todos descartados por problemas físicos.

El arquero francés Hugo Lloris tapó varios tantos cantados a Denzel Dumfries, Depay y Frenkie De Jong en el segundo tiempo.

Los Galos fueron ampliamente dominados durante el trámite. Los azules optaron por replegarse para tratar de sorprender con el vértigo de su juvenil delantero Kylian Mbappé. Pero con el volante De Jong marcando el compás, los holandeses no solo dominaron en la posesión, sino que anularon a la sensación del Mundial de Rusia.

Wijnaldum abrió la cuenta a los 44 minutos con décimo gol internacional en su partido número 52 con la selección.

Depay firmó el segundo al convertir a lo “Panenka” su penal en los descuentos, picando el balón sobre Lloris y así sentenciar una memorable victoria.

Holanda extendió a 15 su racha de victoria en el estadio De Kuip del Feyenoord. // AP

MERIDIANO DEPORTES