Una nueva actualización de la aplicación Teléfono incluye un sofisticado sistema para hacer frente a los ‘spammers’ telefónicos

Suena el móvil de forma inesperada y arruina la siesta; es un centro de llamadas con una oferta de tarifa telefónica, una propuesta de seguro o información de precios de un operador de luz, entre otros asuntos. El usuario se deshace como puede de la publicidad sin tener muy claro cómo han logrado obtener su móvil y, lo que es peor, cuántas empresas más lo tendrán en el futuro. El spam telefónico se está convirtiendo en una auténtica plaga, pero en países como Estados Unidos, su afección se ha elevado de categoría y ahora proliferan las llamadas engañosas.

Estas llamadas, realizadas por locuciones automatizadas -denominadas popularmente como robocalls-, tienen un único objetivo: arrancar de su víctima un “sí” que será grabado y utilizado posteriormente como prueba para darle de alta fraudulentamente en servicios que no desea. Pues bien, desde Google parecen resueltos a plantar cara de forma definitiva a este problema en sus terminales y lo harán empleando todo el músculo en su conocimiento en datos e inteligencia artificial.

En la última actualización de la aplicación Teléfono, según ha desvelado el foro XDA Developers el gigante planea incorporar una compleja solución mediante la cual se persigue sobre todo evitar que el usuario se vea obligado a responder a la llamada y hablar. Hasta la fecha, la aplicación -existente en la actualidad en los móviles Pixel y Nexus de la casa- ya contaba con un filtro antispam que simplemente alertaba al usuario de una potencial llamada comercial no deseada.

Gracias a esta función, cuando una llamada llegaba al terminal era cotejaba con una ingente base de datos de empresas spammers que la firma de Mountain View mantiene actualizada. En caso de resultar positivo el cruce, el usuario veía con un alarmante color rojo en su pantalla el origen de la llamada. Pues bien, en la nueva beta filtrada, la llamada será dirigida automáticamente al buzón de voz, pero éste sería solo uno de los pasos adoptados.

En realidad, el más sofisticado consiste en un complejo sistema ideado por el coloso mediante el cual el usuario contará con una serie de respuestas automáticas en texto en su móvil que podrá elegir a voluntad: “no me interesa, gracias”, “no puedo atenderle”, etc. De esta manera, al llegar la llamada, el usuario podrá, mediante un par de toques, rechazarla empleando dichas respuestas, y lo bueno es que a quien llama, el sistema responderá y convertirá ese mensaje en voz automatizada respondiendo.

Es decir, que se contesta a la máquina con otra máquina y en ningún caso interviene el usuario arriesgándose a decir un “sí” que luego le pueda comprometer. Todo parece indicar que esta nueva función llegará a los móviles de la compañía a lo largo de las semanas que vienen.

EL PAIS DE ESPAÑA

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here