Aseguran que no hubo enfrentamiento

Dolientes de Reinaldo Zapata, de 25 años, alzaron nuevamente su voz para exigir justicia.

Los familiares reafirmaron que el procedimiento realizado por el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas “fue un ajusticiamiento”.

“Ellos llegaron golpeando e insultado a la gente. A Reinaldo lo sacaron del cuarto, lo llevaron a la cocina y le dieron un tiro en la nariz”, aseguraron.

Añadieron que durante el procedimiento, los agentes rompieron la puerta principal de la casa y las ventanas.

Luces apagadas

“Cuando lo tenían en la cocina, apagaron las luces para que no viéramos lo que hacían”, dijeron.

“Es mentira que él acababa de violar a alguien, porque pasó todo el día durmiendo en mi casa. Y cuando salió fue a cortarse el cabello con su hijo”, sentenció su mamá, quien mostró moretones por los golpes que según recibió.

PRIMICIA

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here