“Hay personal de enfermería que se está  desmayando en las jornadas de trabajo; aún más quienes tienen hijos y son de familias numerosas por la falta de alimentación, pues se quitan la comida de la boca para dársela a sus hijos”, denunció Kevin Villamizar, vicepresidente del sindicato de este gremio de la salud  en el estado Mérida, durante una marcha convocada este lunes  para exigir mejoras salariales.

Explicó que los trabajadores de la salud no dejan el trabajo por la vocación que sienten, “a veces no tienen ni como trasladarse a sus trabajos y no renuncian porque se quieren ir del país, es por la crisis en que viven”, dijo, además señaló que se prevé una renuncia masiva a nivel nacional, sin embargo, explicó que ya esa pérdida de personal  está latente, ya que reciben entre 8 y 10 renuncias diarias por institución en la entidad.

La marcha inició desde la Escuela de Enfermería de la Universidad de Los Andes (ULA) desde donde estudiantes y profesionales  se desplazaron  por las calles del casco central de la ciudad, luego pasaron por la sede del Colegio de Médicos, donde conversaron con los galenos,  quienes manifestaron su respaldo y se sumarán al paro y finalizó en el Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes (Iaula), nosocomio del que se han ido cerca de 300 trabajadores.

Expresó Villamizar que las acciones a tomar en los  próximos días se ejecutarán desde  el nivel nacional. El personal de enfermería de los diferentes centros asistenciales del estado Mérida salió para solicitarle al Gobierno nacional reivindicaciones sociales justas,  ante la grave situación económica  actual.

CARAOTA DIGITAL

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here