Confirma el fichaje de Thibaut Courtois, que firma hasta 2024

Kovacic, cedido por una temporada al Chelsea

Thibaut Courtois lleva años en la historia del Real Madrid. Exactamente desde el 24 de mayo de 2014. Su estirada de hombre chicle para intentar rozar con los dedos el cabezazo de Sergio Ramos en el estadio Da Luz forma parte de la jugada más vista y aplaudida de los 116 años del club blanco. Si hubiera llegado a acariciar aquel ajustadísimo remate, quizá todo sería distinto ahora. Pero no pudo despejar el balón y la Décima abrió la racha imperial de Champions que hoy adoran los visitantes al Tour del Bernabéu. Desde esa noche de locura, al espigado portero belga se le ve volando en el vídeo que ilustra el himno de Jabois antes de cada partido en La Castellana, junto a otros goles de leyenda. A partir hoy tendrá la posibilidad de incorporarse al resumen de gloria con alguna parada imponente.

Para tratar de prolongar este ciclo de ensueño madridista aterriza un portero de 199 centímetros, 26 años y mucha experiencia en el fútbol de élite. Jugó tres años en el Atlético, y antes de Lisboa sumó títulos importantes de rojiblanco. Jovencísimo en esos tiempos, fue clave de la Liga de 2014, el último gran trofeo de Simeone. Después hizo carrera en el Chelsea, el club que anteriormente le descubrió en Bélgica para cederlo más tarde al Calderón. En Londres se ha afianzado entre los mejores bajo los palos. Su papel en el Mundial ruso, empujando a su selección hasta la tercera plaza del campeonato, le reafirmó en el podio internacional. Fue justo Guante de Oro del torneo.

Sus compañeros en tales alturas quedan a gusto del aficionado, pero no deberían ir más allá de Oblak, Neuer, Ter Stegen… De Gea quizá tendrá que volver a ganarse el puesto tras sus temblores con España, mientras que Keylor Navas merece aparecer en la lista por su brillante palmarés con el Real Madrid. Sin embargo, sus tres Copas de Europa seguidas no van a ser garantía de titularidad en el nuevo curso, si pretende continuar en Valdebebas.

Queda en manos de Julen Lopetegui elegir a su primer portero, pero parece descabellado imaginar a Courtois en el banquillo tras el desembolso que ayer apalabró el club blanco con el Chelsea. Si un equipo paga 35 millones de euros por un jugador que llegaría gratis en 12 meses es porque viene para ser titular. Hasta el 31 de agosto tiene margen Navas para decidir qué hacer: pelear con el flamante fichaje o aceptar alguna de las ofertas que ya maneja. El Madrid le dará libertad de acción, encantado de contar con dos guardametas de primerísimo nivel. Así opina también el nuevo entrenador, al que no le sobra el costarricense. Si reparte competiciones o no está por ver. Como su apuesta ya para la primera final de la temporada, el próximo miércoles en Tallin. En la Supercopa de Europa asoma con ventaja Keylor, por llevar trabajando varias semanas con el equipo, pero la decisión dependerá de cómo se incorpore a los entrenamientos el belga. Si arranca en buenas condiciones físicas, podría firmar un morboso debut ante el Atlético.

Los intentos fallidos por Kepa y De Gea

El Real Madrid se hace al fin con un portero de envergadura, sin problemas con el juego de pies y de brazos enormes. El perfil buscado desde la marcha de Iker Casillas en 2015. Tras la intentona fallida con De Gea, hace tres agostos (el famoso fax estropeado), Zinedine Zidane bloqueó en dos ocasiones la llegada de competencia para Navas, su portero titular. En junio de 2016, poco después de ganar la Undécima, no animó al club a hacer efectiva una cláusula que abría la puerta del Manchester United al internacional español, y el pasado enero frenó en seco la compra de Kepa, el jugador que ha sido finalmente la llave del fichaje de Courtois. Hasta que no ha tenido atado el Chelsea al joven vizcaíno, no ha podido el Madrid cerrar la contratación de su nuevo guardameta. Este miércoles por la mañana, el equipo de la Premier depositó en la sede de la Liga el cheque de 80 millones de euros que el Athletic exigía por Kepa, es decir, el precio total de su cláusula de rescisión.

Después, el chico voló a Londres para sellar su contrato a última hora de la tarde. Ambos movimientos, su traspaso al Chelsea y la salida de Courtois hacia el Real Madrid, estaban vinculados. En el Bernabéu, desde mediodía se esperaba el OK para lanzar el comunicado oficial del fichaje del portero belga, que no llegó hasta pasadas las nueve de la noche. Será presentado hoy a las 13.00 horas, con firma hasta 2024 y un salario de unos siete millones limpios por temporada. La tercera pata de esta operación es el préstamo de Mateo Kovacic al Chelsea, tras insistir el centrocampista en abandonar el club blanco en busca de más minutos de juego. Anoche también se confirmó su cesión para la próxima campaña. Ahora le tocará hablar a Luka Modric, de estreno en la pretemporada. El club espera que olvide sus devaneos con el Inter, porque es pieza capital del proyecto. Ayer entrenó con absoluta normalidad.

EL MUNDO DE ESPAÑA

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here