El próximo jueves 9 de agosto, Samsung presentará el Galaxy Note9. Se adelanta un mes a la fecha histórica de presentación de esta familia de equipos, más cercana a la feria IFA y al iPhone, ambos en los primeros días de septiembre.

Con este adelanto, la compañía se despega de la renovación de la familia de Apple, gana tiempo y de paso, dinamiza sus ventas, después de admitir que el Galaxy S9 no se vendió como esperaban. De hecho, en el segundo trimestre del año, vendió un !0% menos que hace un año: cerca de 71,5 millones de equipos, según estimaciones de varias consultoras especializadas. Esto le permitió a Huawei ganar mercado y posicionarse en forma temporal como el segundo mayor fabricante de smartphones del mundo, superando a Apple (que tiene un ciclo de ventas anual, en el que el segundo trimestre es el más bajo en volumen de ventas). Aun así, Samsung mantiene una ventaja holgada sobre sus competidores.

Samsung apuesta bastante con el Note9, que siempre ha servido para mostrar sus proezas técnicas y adelantar lo que tendrá el futuro Galaxy S. En este caso, según las últimas filtraciones, la compañía trae un equipo que tendrá 512 GB de almacenamiento interno, lo que sumado a la posibilidad de ampliar su memoria con una tarjeta microSDXC, permite llevarlo a un terabyte. ¿No puede ser más? Sí: técnicamente el estándar admite tarjetas de hasta 2 terabytes, pero en el mercado no hay todavía modelos más allá de los 512 GB.

También incluirá una batería de mayor capacidad que los modelos anteriores, con 4000 mAh ( ya superó los problemas de diseño del ígneo Galaxy Note 7), entre 6 y 8 GB de RAM, el mismo procesador que el Galaxy S9 (Snapdragon 845 o Exynos 9810), una pantalla de 6,4 pulgadas y un cambio para el lápiz que permite escribir en pantalla. A diferencia de los modelos anteriores, tiene un chip Bluetooth interno, lo que permitirá usarlo como control remoto.

Mantendrá la doble cámara trasera, como en el Note8 y en el Galaxy S9+, con una lente normal y otra con doble aumento.

También se espera que la compañía renueve su línea de relojes, con un nuevo modelo, el Galaxy Watch, que mantiene el diseño de pantalla circular y control por tacto o con la rotación de su bisel.

EL DIARIO NUEVA YORK