La víctima fue sentenciada de dos disparos en el intercostal este miércoles.

Ciudad Bolívar.- El vehículo donde se desplazaban los pistoleros quedó estacionado en la calle Los Rosales del barrio Grimaldi.

Muerto Sucesos Delincuentes

Sin levantar sospechas, los criminales caminaron hasta la vivienda de Ana Isabel Lisardi Hoben, de 43 años.

 

La mujer estaba en el interior de la casa, pero apenas escuchó el fuerte golpe en el puerta salió para conocer lo que pasaba.

 

Para ese entonces ya los individuos la tenían rodeada. A la mujer no le dio tiempo de escapar, de inmediato le dispararon.

 

Ana Isabel se desplomó con varias heridas y rápidamente los implicados huyeron del sitio.

 

De acuerdo con la versión de los testigos, los criminales se subieron a un carro pequeño y negro. Eran aproximadamente las 6:00 de la tarde del miércoles.

 

El sonido de las detonaciones alarmó a los familiares de la víctima; Ana todavía respiraba, así que la subieron a un vehículo particular.

 

A emergencias

Los allegados la trasladaron hasta la emergencia del Módulo Los Aceiticos, pero antes de ser atendida, falleció. Tenía dos disparos en el intercostal.

 

Al parecer, perdió mucha sangre en el trayecto.

 

El personal de guardia se comunicó con los funcionarios de la Policía del Estado Bolívar para notificar el crimen.

 

Rápidamente una comisión se trasladó al sitio para confirmar la arremetida. En el centro de salud los estadales tomaron los datos de la víctima.

 

Con la información que aportaron los familiares, los estadales arribaron hasta el lugar del crimen. Los policías recorrieron el sector en busca de los sospechosos, pero no los ubicaron. Presumen que se fueron a la zona enmontada.

 

Según el relato de los vecinos, fueron cuatro sujetos armados los que ingresaron a la vivienda de Ana Isabel.

 

Los funcionarios custodiaron el sitio hasta la llegada de los expertos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas.

 

Merodeaban

Una versión refiere que los delincuentes llegaron hasta el sector una hora antes del crimen.

 

Presuntamente estuvieron merodeando la zona; esperaban el momento exacto para ejecutar su plan.

 

Creen que Ana los conocía, pues apenas los vio intentó correr, pero fue en vano.

 

Según las autoridades, de la vivienda los delincuentes no se llevaron nada, tampoco las pertenencias de la víctima, así que descartaron el móvil del robo.

 

Los vecinos recordaron que no es la primera vez que sujetos desconocidos se meten en las viviendas a disparar.

 

Al parecer, son integrantes de una banda establecida en el barrio Los Aceiticos, dedicada a robo de vehículos, homicidio y extorsión.

 

Venganza

Durante la noche, los sabuesos del Eje de Homicidios de la policía científica se acercaron hasta el centro de salud.

 

Mientras un grupo de funcionarios retiraba el cadáver, otros llegaron hasta la escena del crimen.

 

Los sabuesos colectaron varios casquillos de bala calibre 9 milímetros como parte de las averiguaciones.

 

También escucharon la versión de los familiares y testigos para rastrear a los presuntos implicados.

 

Por la forma como sucedió el crimen, los expertos presumen que se trató de una venganza. Indagan en la vida de la mujer para saber si estaba en situación de riesgo.

 

Extraoficialmente se supo que con las primeras pesquisas los sabuesos identificaron a dos de los responsables. Ahora los detectives trabajan para ubicarlos.

 

Pocos datos

Los familiares de Ana Isabel no aportaron datos sobre su vida, solo se supo que vivía en la zona desde hace varios años. Se desconoce a qué se dedicaba.

PRIMICIA