Según expertos, la crisis de agua, transporte y luz se ha agudizado. Alertan que no se vislumbra soluciones a mediano y largo plazo y obliga a aplicar mayores ajustes que afectan la vida cotidiana

 

El deterioro progresivo de los servicios públicos en la ciudad mantiene agobiados a los caraqueños porque no le ven solución a mediado o largo plazo, sino todo lo contrario cada día se agudiza más y obliga a aplicar mayores ajustes que afectan la vida cotidiana de los vecinos, según consideran expertos.

Celia Herrera, integrante de la Sociedad Venezolana de Ingeniería de Transporte y Vialidad (Sotravial) , afirma que la crisis del transporte es preocupante y no hay voluntad política para buscar soluciones a este problema.
 Dijo que las iniciativas que se han intentado para resolverlo desde el punto de vista de las unidades, han fracasado afectando más a los usuarios, como el caso de las llamadas “perreras” que han proliferado como transporte público.
 La experta recordó los casos de los sistemas de transporte que implemento el Gobierno a través de la incorporación de los autobuses Yutong y los del Sitssa, que están prácticamente fuera de servicio.
 Según explicó, de acuerdo con una investigación realizada ante la falta de transporte superficial y las alzas de tarifas la gran mayoría de los usuarios han migrado al Sistema Metro. Para el futuro si reducen el horario, tal como lo han anunciado, “eso sería una locura porque los caraqueños no tendría una opción para movilizarse”, alertó Herrera.
En lo que respecta al servicio de agua, Norberto Bausson, expresidente de operaciones de Hidrocapital, afirmó que la falta del líquido se ha agudizado en los últimos seis meses. Toda la ciudad mantiene un déficit de 40% por el deterioro de los SistemasTuy, de plantas de tratamiento y de la red de distribución.
 En su opinión, “la escasez es producto también de una mala gestión , acompañada de diferentes irregularidades: opacidad de información, falta de ética profesional y centralización del poder”. Considera que para resolver esta situación se deben cumplir las normativas de toda empresa de servicio: “institucionalidad, autonomía operativa y financiera”.
 Alerta que ante esta crisis el suministro de agua en Caracas prácticamente depende solo del Tuy III, y si ocurre un accidente en este sistema, la ciudad se queda sin reservas de agua, porque “han dejado secar a los embalses La Mariposa y La Pereza”,concluye el analista.
 Con respecto al servicio eléctrico los caraqueños tampoco la tienen fácil; sin embargo, directivos de la Federación de Trabajadores Eléctricos (Fetraelec) aseguran que peor parte llevan los residentes del interior del país donde se ha hecho cotidiano en ocasiones la caída del servicio por hasta 12 horas.
Dirigentes políticos y vecinales han realizado protestas ante la sede de Corpoelec en Caracas sin obtener respuesta. En urbanizaciones de la ciudad la estabilidad del fluido eléctrico ya es cosa del pasado.
Los hábitos de los ciudadanos han cambiado como consecuencia de esta realidad. Cuando llega el agua a sus casas se levantan de madrugada para llenar los recipientes de los que disponen a fin de almacenar el líquido.
También corren a lavar la ropa, los platos o la casa. Si no hay suficientes autobuses. caminan por la ciudad o piden cola y si se va la luz, aprovechan de adelantar el descanso si están en sus casas.
EL UNIVERSAL

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here