El Asus ZenBook Pro tiene la pantalla de un móvil como touchpad, y aunque no tiene mucha utilidad ahora mismo, es un precedente fantástico

El mundo de los ordenadores portátiles está un poco muerto. Si hace unos años hubo una pequeña revolución gracias a la aparición del Surface, con su formato de tablet y teclado que funcionan como un portátil y traen ciertas ventajas (y ciertos inconvenientes), la cosa se ha calmado bastante desde entonces.

Quizá por eso me alegra ver que Asus ha intentado hacer algo un poco diferente, con sus aciertos y sus fallos. Hablo del nuevo ZenBook Pro con una pantalla táctil de móvil por touchpad. Esto es, donde va el panel que sirve como ratón en los portátiles, en su lugar hay una pantalla LCD de 5,5 pulgadas bien hermosa, con todos los colores que debería tener y que funciona con bastante precisión.

El ordenador en sí no es gran cosa: la batería no dura mucho, es pesado, los materiales no son muy buenos, se llena de mancha de dedos rápidamente y, por lo general, no es tan bueno como otros ordenadores de la marca que ya hemos probado por aquí y que recomendamos por delante de este.

Pero como concepto, me gusta mucho lo de tener una pantalla en miniatura para ciertas operaciones, como la calculadora o el control de Spotify. Aunque muchas veces puedes lanzar la calculadora con un simple botón y los controles de Spotify están ahí en la aplicación, la utilidad de esta pantalla reside en facilitar las cosas un poquito más.

Es una lástima que no haya muchas aplicaciones que hagan uso aún de este formato, pero lo veo como una propuesta ganadora que ojalá otros equipos imitaran mejorando lo que ha hecho Asus. El touchpad/pantalla de este ZenBook Pro tiene un buen acabado mate, pero es demasiado profundo: hay un reborde incómodo para proteger la pantalla que hace algo desagradable usarlo.

Esta es una de las cuestiones más fáciles de solucionar comparado con lo complicado aquí: hacer esta pantalla mucho más útil. Ejemplo que me vino a la cabeza nada más empezar a usarlo: Photoshop. Si en lugar de tener que mover el ratón cuando estoy usando fotos, pudiera usar el touchpad para cambiar de herramienta, seguro que trabajaba más rápido.

Apple ya intenta algo como esto en sus MacBook Pro, pero la verdad es que la TouchBar deja mucho que desear por su formato alargado y por estar por encima del teclado, donde no es tan cómoda ni accesible como un touchpad.

Así que sin más dilación, y que Asus me perdone por los términos, animo a todo el mundo a copiar y mejorar esta idea. Seguro que la propia Asus ahonda en el formato y lo mejora de cara al año que viene, porque hay margen de sobra. Y el resto de empresas, ¿quizá con un panel OLED puede hacerse esto mejor? No miro a nadie, Samsung…

EL MUNDO DE ESPANA