El crimen fue reportado la mañana del miércoles. Autoridades indagan el móvil.

Después de escuchar los disparos y ver el cadáver, los moradores solo comentaban que habían “matado al hijo de la vecina”.

La víctima estaba tendida frente a la que era su casa, en la calle principal de la invasión El Chispero, en el sector Raúl Leoni, cerca de El Gallo.

Eran aproximadamente las 10:00 de la mañana del miércoles.

Poco a poco se fueron acercando los vecinos y comentaron la noticia.

El muchacho yacía sobre un charco de sangre, con varios casquillos al lado.

“Solo lo conocía como Wester”, aseguró una las moradoras, quien repitió que ese era “el hijo de la vecina”.

Los primeros en llegar fueron los efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana, cuyo puesto está ubicado en el sector, en las cercanías de la calle Monagas.

Vieron el cuerpo y avisaron al Servicio de Emergencias 1-7-1.

Para confirmar los hechos, también acudió una patrulla adscrita al Centro de Coordinación Policial (CCP) Simón Bolívar.

Los funcionarios resguardaron la escena y pidieron los datos del fallecido.

Los familiares les indicaron que se llamaba Wester Rafael Guilarte Bermúdez.

Tenía 20 años y vivía al frente de donde lo balearon.

Tiroteado

De acuerdo con la información recabada por los oficiales, Wester estaba solo, al frente de su residencia, cuando llegaron los homicidas.

La comunidad desconoce si los sujetos los sorprendieron en un vehículo o si arribaron a pie a dispararle.

Tampoco saben si el joven los conocía, debido a que no oyeron discusiones o gritos.

Ellos escucharon la ráfaga y, después de esperar un momento, salieron a ver lo que pasaba.

Fue entonces cuando se encontraron con el cadáver de Wester.

El muchacho presentó disparos en varias partes del cuerpo. Pese a que la gente quiso ayudarlo, fue inútil.

Testigos esperaron hasta el arribo de las autoridades; mientras, lo cubrieron con una sábana.

Investigaciones

Una hora y media después acudieron los agentes de la División de Investigaciones Contra Homicidios.

Se acercaron directo al cadáver para las pesquisas; luego hablaron con los dolientes para que estos les relataran lo sucedido.

En medio de las averiguaciones, los agentes realizaron la fijación fotográfica y colectaron más de diez casquillos de bala.

Al interrogar a la comunidad, las versiones fueron contradictorias.

Una señala que Wester “era sano” y se dedicaba ayudar a su familia.

Sin embargo, otros aseguraron que “no andaba en buenos pasos”.

Ambas declaraciones serán verificadas por los detectives.

Hipótesis

Debido a lo poco que supieron de cómo sucedió el crimen, los agentes indagan si todo fue producto de una venganza.

Para ello interrogarán a los parientes del fallecido, para conocer si recibió amenazas.

También pesquisan si al muchacho lo despojaron de alguna pertenencia; esto para conocer si su muerte responde a una resistencia al robo.

Los agentes del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas trasladaron el cadáver hasta la morgue.

Antes de irse realizaron un recorrido por los alrededores del lugar, con el fin de ubicar sospechosos.

Sin embargo, no hallaron a nadie.

PRIMICIA

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here