Una renovada Argentina liderada futbolísticamente por Paulo Dybala goleó 4-0 el jueves a Irak en un amistoso.

Lautaro Martínez abrió el marcador a los 18 minutos; Roberto Pereyra aumentó a los 53; Germán Pezzella firmó el tercer a los 82; y Franco Cervi sentenció a los 90 en el estadio Príncipe Faisal bin Fahd.

“Recalco las ganas de ganar el partido, de atacar continuamente, de seguir haciendo goles”, destacó el técnico interino Lionel Scaloni. “Fue una buena prueba, estamos contentos”.

Argentina, que encara una etapa de renovación al mando de Scaloni, requirió que sus jugadores de buen pie entraran en calor para doblegar a un rival que sólo le propuso orden para defender su arco.

Dybala, quien levantó su perfil futbolístico a partir de la ausencia del astro y capitán Lionel Messi, con el cual se superpusieron cuando jugaron juntos, tocó de primera para Marcos Acuña por la banda izquierda. El volante del Sporting Lisboa tiró un centro perfecto para el cabezazo de Martínez. Fue el primer gol del atacante del Inter de Italia con la selección mayor.

Este amistoso marcó el regreso de Sergio Romero en el arco Albiceleste. Romero era el titular indiscutido hasta que una lesión en la rodilla lo dejó fuera del Mundial de Rusia.

El arquero del Manchester United y capitán argentino, con Messi fuera del equipo, no tuvo sobresaltos.

Dybala otra vez gestó el gol en el arranque del segundo tiempo. El delantero de la Juventus de Italia eludió iraquíes y tocó de primera para Pereyra, que en vez de devolverle la pared metió un derechazo con rosca al segundo palo. También fue su estreno en la red con la mayor.

“Traté de darle juego al equipo. Creíamos que por afuera podíamos encontrar el espacio y fue por ahí donde llegó el primer gol”, destacó Dybala. “El equipo jugó bien y eso es lo importante”, acotó.

Argentina gritó el tercero tras un tiro de esquina que peinó Eduardo Salvio y conectó Pezzella de cabeza y antes del final Cervi apretó el acelerador, dejó rivales y la mandó adentro.

Scaloni, quien se supone estará hasta enero, cuando se designe a un entrenador de manera permanente, afirmó que “espero, deseo que la mayoría de estos jugadores puedan seguir jugando en la selección. La idea es que sigan”.

La Albiceleste jugará el próximo martes el clásico sudamericano ante Brasil en el Estadio King Abdullah Sports City de Yeda.

“Vamos a poner un colectivo (autobús) en el arco, defender”, bromeó Scaloni cuando le preguntaron por el próximo rival. “Vamos a hacer un buen partido, vamos a competir, no tengo dudas”.

MERIDIANO DEPORTES